Para padres de asexuales

¿Qué es exactamente la asexualidad?

Es una falta de atracción sexual. Los asexuales en general son muy diferentes los unos de los otros: algunos sienten atracción romántica, algunos no. Algunos sienten excitación física, algunos no. La asexualidad no es lo mismo que el celibato. El celibato es una decisión de abstenerse de la intimidad sexual, mientras que la asexualidad es una orientación que consiste en una falta de atracción sexual.

¿Por qué tuvo que decírmelo? Yo hubiese estado feliz de no haberlo sabido.

Tu hijo quiere tu apoyo. Eres tú quien lo cuida, y desde la infancia depende de ti por su seguridad y su consuelo. El que tu hijo confíe en ti una cosa tan personal es la prueba de que considera que eres capaz de comprenderlo y de apoyarlo durante cualquier época difícil que pueda sufrir. Normalmente un asexual tiene que enfrentarse a una confusión grave y pasar por una introspección profunda a causa de la falta de conocimientos que hay sobre su orientación, así que después de tanta dificultad es de lo más natural que confíe en ti.

¿Esto es algún tipo de fase? ¿Mi hijo quiere rebelarse? ¿No se le pasará? Me parece muy joven como para determinar algo tan importante.

Muy poca gente siquiera sabe que la asexualidad existe. Es poco probable que tu hijo quiera usarla para rebelarse. La mayoría de la gente se da cuenta de su orientación sexual cuanto todavía es bastante joven. Recuerda que tú de adolescente sin duda habrás sentido atracción romántica o sexual hacia otras personas. Sólo tu hijo puede saber con seguridad si “se le pasará”. La sexualidad es fluida y puede cambiar con el tiempo, pero es muy poco probable que tu hijo cambie de orientación simplemente al madurar. La asexualidad es una orientación, no es un indicio de inmadurez.

¿Puede ser a causa de maltrato/represión de homosexualidad/otro problema psicológico? ¿Debería de llevarlo a un psiquiatra?

No supongas que por fuerza es un problema psicológico. Si en el pasado tu hijo no ha mostrado inestabilidad mental, no te convenzas de que te está ocultando algún trauma. Si tu hijo está equivocado, y su asexualidad fue causada por algún factor externo, se dará cuenta de esto cuando se dé cuenta. Si algún acontecimiento desafortunado, por ejemplo maltrato sexual, ocurrió en el pasado de tu hijo, no quiere decir que es por eso que es asexual. Aunque sin duda todavía faltan algunas décadas para que se resuelva el debate sobre las causas de las diferentes orientaciones sexuales, no se puede atribuir a un solo incidente o a una condición mental.

Si tu hijo necesita a un terapeuta para aceptar su asexualidad, está bien, pero no busques a un psiquiatra para “curarlo” si no lo quiere. Eso dañará la relación entre tú y tu hijo, y también podría dañar su autoestima.

¿Hice algo mal para que pasara esto?

En absoluto. Como ya dijimos, la sexualidad individual es algo muy complejo. Es muy poco probable que la manera en la que lo criaste o algún acontecimiento en particular lo haya hecho asexual.

10407158_500193526790447_2710525101016588710_n

¿Esto significa que es incapaz de amar?

No. Muchos asexuales tienen sentimientos amorosos o cariñosos hacia los demás. El que a tu hijo no le interese buscar una pareja de una manera tradicional, no quiere decir que es misántropo. Los asexuales todavía son capaces de formar fuertes vínculos con los amigos, y algunos hasta encuentran relaciones amorosas no sexuales.

Por otra parte, también puede que no le interese en lo absoluto tener una relación amorosa, y que prefiera formar relaciones platónicas. No presiones a tu hijo para que encuentre una “Persona Especial”. Aunque busca el amor de una manera completamente distinta, sigue siendo capaz de sentir la misma compasión y devoción que cualquier otro, nada más que se expresa de otra manera.

Solamente quiero lo mejor para mi hijo. ¿Qué pasa si acaba infeliz? No quiero que muera en soledad.

Recuerda que cada persona es diferente. El que tu hijo no viva su vida de la manera que a los demás les parece la manera de alcanzar la felicidad, no quiere decir que no está feliz. A tu hijo probablemente le costó mucha introspección descubrir que es asexual. Ésta hasta podría ser la primera vez desde hace mucho tiempo que se siente realmente seguro de sí mismo. Si parece feliz, sé feliz también, y no te preocupes porque no cuadra con algunas normas sociales.

¿Debemos decírselo a la familia/los vecinos/su profesor/etc.? ¿Qué pensarán los demás?

Sería mejor no decírselo a nadie sin el permiso de tu hijo. No es necesario decírselo a nadie fuera de la familia, y tu hijo decidirá a qué familiares y amigos se siente a gusto explicándoselo. Lo que piensen estas personas no cambiará la manera en que tu hijo vive su vida.

¿Cómo puede estar seguro de que no quiere sexo si nunca lo ha probado?

La gente asexual no siente el impulso de formar relaciones sexuales. Si ya carece del impulso, es muy poco probable que al probarlo cambie de opinión. Obligar a alguien a actuar en contra de lo que le es natural sólo para demostrar que realmente lo es, es muy peligroso. Si algún día tu hijo experimenta con relaciones sexuales, será cuando quiera y como quiera hacerlo.

¿Esto quiere decir que mi hijo odiará o despreciará a la gente que tiene sexo?

Afortunadamente, el elitismo entre los asexuales es bastante raro. Las conversaciones que tienen sus amigos sobre sus conquistas sexuales pueden desconcertar o distanciar a tu hijo, pero esto es de esperarse. Es tan sólo otra cuestión con la que podría buscar tu apoyo. Es poco probable que llegue a odiar a los que antes eran sus amigos.

El sexo es una parte natural de la existencia. ¿Por qué a mi hijo le da vergüenza o miedo?

No es que tenga vergüenza o miedo. Mucha gente asexual hasta tiene opiniones bastante liberales en cuanto al sexo. Simplemente no tiene el deseo de experimentar la intimidad sexual. Una analogía: si a una persona no le interesa probar algún tipo de comida, no quiere decir que le da miedo la comida, sino sólo que no siente el impulso de probarla.

¿Cómo puedo ayudar más a mi hijo?

Puedes estar ahí para él. Si quiere hablar, escucha. Dale tu apoyo. Sé compasivo. Deja que reflexione solo si quiere. Sobre todo, recuerda que la sexualidad solamente es un aspecto de la vida. Tu hijo sigue siendo la misma persona que conocías antes.

Para más información Asexualpedia

Guardar

Anuncios