Libertad

 

Estar a favor de la libertad, el libre albedrío hace a la persona, sin libertad no recae responsabilidad y moral con lo cual uno es prisionero de lo que elige pero dueño de si mismo, la libertad es un derecho, sin libertad no se mueven nuestros principios sino la coacción y la tiranía que atenta contra nuestra integridad, a lo básico a lo primordial a nuestra persona, basta ya de coacción.

Nuestro derecho es vivir dignamente, y no voy hay dejar que nadie haga con mi vida lo que quieran, es mía, es contra mi ser y mi voluntad a lo que atentas, es ir contra la humanidad, libertad es vida, vida que no se viva en vano, y en mi vida, yo soy el que manda, y nadie es siervo de nadie, sin libertad no hay movimiento, ni vida, así que no nos priven, ni nos lo arrebaten, sin valores que es de la humanidad, no, sin valores no hay humanidad corrigiendo y en nuestra vida, somos quienes llevamos las riendas, porque es nuestra.

Libertad que no solo merecemos. Libertad que nos hace dignos, que nos hace íntegros, que es un derecho básico. Libertad es uno mismo, es poder, sin libertad no hay persona ni personalidad sino marioneta sin cargo de consciencia, hablamos de libertad, la libertad es el poder ser uno mismo, la libertad nos alberga desde dentro, y la proyectamos desde afuera, es el primer principio a todo y nos concierne.

 

La libertad es un valor, es un puente que abre camino a la creación, la libertad no impide, realiza, que el uso de la libertad nos mueva a ejercer buenas obras, la libertad es la mano que todos merecemos tener al lado, sin ella, sin libertad no hay definición no hay personalidad que se pronuncie, no hay sociedad sino jerarquías.

La libertad es poder ser y poder hacer, es el poder que nos forma como personas, independientes y capacitados de elección, sin ella no hay desarrollo que se precie, sino impedimento que apresura, que arrastra, profundizando sin libertad no hay condición buena, la libertad es la cara de la vida, nos movemos por ella. Hay que luchar todo lo que atenta contra la humanidad y contra las desigualdades sociales por un mundo mejor y por lo justo, porque son NUESTROS DERECHOS. Que nadie atente contra nuestra individualidad y ejercer nuestra libertad, luchar contra lo indigno. Sin libertad no hay mundo y todos merecemos del un hogar para todos, merecemos lo mejor. Sin libertad el mundo no se mueve, sin libertad no hay justicia que se precie, ni valores que se alcen.

engagement-1718244_960_720

 

Los derechos son inviolables, no os dejéis manipular, que NO OS RESPETEN, respeto es la base de toda convivencia, y es la madre de todos los valores, sin valores no hay evolución sino atraso, atraso que deriva de la ignorancia, y sin progreso no hay futuro.

 

Y sumo siguiente con estas palabras me remito, a que libremente nuestro objetivo es conseguir la visibilidad, hacernos ver a los demás, y hablar respecto a nuestra condición, y apoyar la causa, no es una reivindican sino la manifestación de que nosotros existimos, de salir de ese paso de darnos a relucir y no escondernos, la sexualidad es variada, diversa. Queremos salir de lo que nos aprisiona sin que nadie nos discrimine por ello, sin que seamos señalados o mirados mal. La asexualidad se trata una condición y no una elección, de por fin ser liberados y tener la misma posibilidad y la misma validez que todas las orientaciones sexuales. Cada vez somos más, más unidos, más juntos que nunca. Queremos consciencia, queremos promover que sea donde estés, cualquier persona, se sienta bien consigo misma independientemente de la orientación sexual que sea.

Queremos ser visibles tal cual como somos y sin tener que avergonzarnos por sentir diferente a lo común, porque los asexuales también formamos parte en la sociedad.

Dado que tenemos derecho a expresarnos y a manifestarnos; a ejercer nuestra libertad. Merecemos vivir, merecemos ser quienes somos, merecemos ese lugar. Merecemos ser felices sin tener que ser tachados de enfermos, causa de la ignorancia y de la falta de visibilidad de nuestra condición. Cuando la sexualidad es fluida natural y un mundo diverso en el que no rigen normas, ni leyes específicas; sino miles de posibilidades en cuanto a la sexualidad se refiere. Y es que la sociedad no es una masa homogénea de seres con el mismo mecanismo o que funcionen igual, sin generalizaciones ni razonamientos que sustenten la incoherencia, que no todos funcionamos por igual.

Debemos dejar atrás las mentes rígidas ilimitadas. El mundo es una baraja de posibilidades de variedades y no podemos ceñirnos realmente a nada, que no todos tenemos las mismas necesidades, que la sexualidad de cada uno no repercute a mal en nadie, que somos personas corrientes que viven las cosas a su manera, que viven sin experimentar atracción sexual y que eso no nos hace ni infelices, ni enfermos. Que cada uno encuentra la felicidad a su manera y que no ser discriminados seria un motor de felicidad para nuestra comunidad.

Yaiza, usuaria española

Anuncios