Salir del armario, ¿quién lo tiene más difícil?

Dentro del colectivo LGTB también hay machismo, discriminación y grupos más desfavorecidos. Algunos lo tienen peor que otros a la hora de hacer pública su orientación sexual.

talk-1034161_960_720

La sociedad ya está acostumbraba a ver a parejas del mismo sexo darse la mano o besarse en público. Gays y lesbianas ahora están luchando por conseguir el matrimonio igualitario en diversos países, y consiguiéndolo. Pero …

¿Sólo existen los homosexuales en el colectivo LGTB? No.

Las personas asexuales también lo tienen complicado. Vivimos en una sociedad sexualizada. Todo es sexo. Por todos lados. Así que decir que pasas del sexo puede ser respondido con un “lo que pasa es que tú eres tonto” o “claro, eso es porque no ligas“. En una sociedad donde el sexo está en un lugar importante, no se entiende que personas pasen del sexo. Además, suele plantear algunas dudas, como si al no sentirse atraídos por el sexo, se sienten atraídos por alguna persona o si pueden mantener una relación romántica.

“En cuanto a dificultad de aceptación y de visibilidad, los bisexuales lo tiene también complicado por el simple hecho de que están entre dos mundos o en tierra de nadie. Gloria E. Gil, investigadora y profesora de Ciencias Psicosociales de la Universidad de la Laguna, en Tenerife, explicaba en su tesis doctoral Los procesos holísticos de resiliencia en el desarrollo de identidades autorreferenciadas en lesbianas, gays y bisexuales cómo este colectivo está sujeto a creencias negativas muy arraigadas, que curiosamente están presentes tanto en heterosexuales como en homosexuales. “Estos prejuicios suelen tener su base en la confrontación con modelos que explican la realidad en base a opuestos. Así las cosas serían buenas o malas, blancas o negras, permitidas o prohibidas, sin que puedan existir matices ni puntos intermedios. La bisexualidad subvierte este orden ya que no se sitúa en ninguno de los extremos reconocidos del binomio homosexualidad-heterosexualidad, provocando un rechazo”, dice Gloria en su trabajo. Gil, que entrevistó a numerosos sujetos, comprobó que los bisexuales deciden muchas veces ocultar su orientación posicionándose teóricamente en alguno de los extremos para evitar el rechazo de homos y heteros” nos dice el artículo salir del armario, ¿quien lo tiene más difícil?

¿Qué pasa con los bisexuales? Pues que son el grupo menos aceptado en el colectivo LGTB. Es más, en mi opinión, no pueden ser representados por un colectivo que se define contrario al colectivo heterosexual. O eres heterosexual o formas parte del colectivo LGTB. No hay más. ¿O sí?

Pues sí. Una persona bisexual en una relación heterosexual, forma parte tanto del colectivo heterosexual como lgtb.

rainbow-828920_960_720

¿Entonces? Pues muchas personas deciden decidir. Si estás en una relación con una persona del sexo opuesto, te haces pasar por heterosexual. Si estás saliendo con una persona de tu mismo sexo, te haces pasar por lgtb.

Las personas bisexuales somos menos visibles que otros colectivos. Es más, somos rechazados en el colectivo LGTB y en el colectivo heterosexual. Cada vez que cambiemos de pareja, tendremos que volver a salir del armario. ¿Y eso? Las personas no entienden que podamos tener una relación con personas de los dos sexos. Así que si estamos con una persona de sexo opuesto, “pasamos” a ser heterosexuales. Y si estamos con una persona de mi mismo sexo, se nos etiqueta de homosexuales.

Entramos y salimos del armario dependiendo de con quien estemos.

No sé si somos los que más difíciles lo tenemos, lo que sí sé es que somos los que más salimos.

Anuncios