Definiciones para tener en cuenta

 

 

Suelo leer varios grupos y foros sobre asexualidad y siempre observo comentarios o discusiones que terminan en la nada.
Creo que el problema da vuelta siempre sobre lo mismo, y es que se habla sobre “sexo-sexualidad-deseo sexual-relaciones sexuales” bajo distintos significados o concepciones.

Generalmente observo que estos términos son utilizados en torno a lo que se refiere “sexo explicito”, o sea, genitalidad, coito, sodomía, acto sexual, etc. Por ende si reducimos “sexo-sexualidad-deseo sexual-relaciones sexuales” sólo a lo genital, los asexuales no tenemos sexo, ni sexualidad, ni deseo sexual, ni relaciones sexuales.

Pero justamente aquí es donde nos encontramos con el mayor problema en cuanto al descreimiento de la asexualidad, porque hablando “academicamente”, si tomamos estos parámetros tan limitados, la asexualidad no existe.

Y es aquí donde nosotros, como colectivo, necesitamos “abrir la cabeza”. Necesitamos utilizar los términos “sexo-sexualidad-deseo sexual-relaciones sexuales” NO reduciéndolos a lo que es explícito, al sexo biológico, coito, excitación, acto sexual, sino a los términos que manejan algunas teorías académicas.

lake-543306_960_720

En una forma más amplia podemos entender a:

SEXO puede tener varios significados además de sexo biológico (genitales), también puede hacer referencia a la auto-percepción de género, o sea, a cómo uno se siente como persona más allá de los genitales.

SEXUALIDAD abarca a las RELACIONES HUMANAS y NO a cómo usamos nuestros genitales, o a nuestras preferencias sexuales (excitación por determinados sexo/género). La sexualidad se entiende, en un modo más abarcativo, a cómo nosotros establecemos relaciones con los otros en nuestro entorno que va más allá de la genitalidad o excitación sexual.

DESEO SEXUAL (libido) puede tener distintos alcances, como sentir impulsos de excitación sexual (ya sea fisiológico, o hacia otros), pero también se puede entender como AQUELLA ENERGÍA QUE NOS IMPULSA EN LA VIDA, donde ya no juega sólo lo sexual explícito sino todas aquellas formas en las cuales depositamos nuestra búsqueda de placer.
Y teniendo en cuenta las definiciones más abarcativas sobre “sexo-sexualidad-deseo sexual”, el concepto de RELACIÓN SEXUAL puede tener un alcance muy amplio. Ya que si sexualidad es la forma en la que nos relacionamos con otro, se podría tomar como relación sexual un beso o una caricia, por ejemplo.

Entonces teniendo en cuenta las formas más amplias podemos decir que:

-Los asexuales tenemos sexo ya que tenemos genitales y nos auto-percibimos o identificamos con algún género o ninguno que encaje en el tradicional “hombre-mujer”.

-La asexualidad es una forma de sexualidad ya que establecemos relaciones con los otros.

-Tenemos deseo sexual porque tenemos una energía que busca alguna forma de placer más allá del sexo explícito.

-Podemos tener relaciones sexuales porque establecemos algún tipo de vínculo corporal con un otro.
Personalmente prefiero hablar de “sexo-sexualidad-deseo sexual-relaciones sexuales” bajo las últimas concepciones que mencioné. ¿Por qué? Porque, hasta el momento, es la única forma que veo “coherente” de manifestar que la asexualidad SÍ existe en “términos académicos”. Considero la forma más conveniente para que los psicólogos, sexólogos o psiquiatras nos saquen de su clasificación de trastorno.

El material es una aporte de la Administradora del grupo “Yo también soy Asexual Argentina” (YTSA-A) escrito por Viviana gx.

Anuncios