Mey Chan

A principios de febrero del 2013, cuando tenía 26 años y acababa de entrar en una extraña relación pero nueva, vi el termino y la bandera asexual por primera vez.

Nunca me había dado asco el sexo, pero lo veía como una pérdida de tiempo o innecesario en las películas.

Fuera de eso mi vida transcurría como siempre, ”normal”.  Fue hasta que un año después la página de Facebook ”Have a Gay Day” compartió algo más específico acerca de la asexualidad, en la que algo me hizo clic. Parecía que hablaban de mí y de como siempre me había sentido.

De ahí les pregunte información, y era tanto nuevo para ellos como para mi así que lo que hicieron fue mandarme a la página de AVEN, y mande un correo pidiendo información, el cual respondieron hasta 6 meses después aproximadamente.  Para entonces ya había encontrado un grupo de asexuales de mi país, el cual tenía entre 28-32 personas (no recuerdo bien la cantidad exacta). Vi que no tenían mucha actividad ni contenido para compartir. Así que empecé a subir un poco de imágenes para lograr movimiento en el grupo (sin mucho éxito). Al mismo tiempo había encontrado un grupo de asexualidad en inglés que tenía 3 mil miembros en ese entonces, les comente mi situación y la mayoría afirmo que básicamente era un asexual.

Fue cuando después de investigar y de hablar con otras personas, sentí que un gran peso de encima se iba. Por fin mi rareza, con la que he vivido toda mi vida y que me hacía diferente a las pocas amigas que tenía, por fin recibía un nombre. Y por fin algo que me molestaba tomaba un nombre.

Así pasaron los meses, hasta que el grupo  de 30 personas comenzó a tomar más vida, y la gente entraba preguntando o pidiendo respuestas que nadie daba ya que el grupo y su creadora estaban muy inactivos. Yo empezaba a contestar las preguntas con lo poco que comprendía después de leer AVEN. Y así paso el tiempo hasta que de pronto éramos como 200 personas,  un grupo más activo, contestando preguntas a más miembros nuevos entre todos.

Y con el tiempo fui estudiando más de asexualpedia y aven en orden para poder ayudar a los que se encontraban en mi misma situación. En diciembre del 2014 anunciaron la primera reunión  oficial del grupo, y no podía faltar, viaje 9 horas en mi camionetita para conocer a esa gente que se parecía a mí, y fue un gran día.

De pronto al año siguiente que éramos muy activos y ya muy amigos algunos de nosotros. Y después de leerme un par de libros en ingles sobre asexualidad en inglés, por fin me hicieron administradora del grupo por estar muy activa,  quise hacer la misma dinámica que el grupo en inglés, hacer preguntas y ver respuestas. Así que hice una pregunta que copie del otro grupo y que en el nuestro abrió una caja de pandora:

”Si su hij@ de 15 años les pidiera que le compraran un vibrador, se lo darían, como responderían?”

12735888_1310770858948805_908448157_n

Fue cuando me encontré con una gran pared de gente negativa y muy ofensiva, que no comprendían mi concepto de asexualidad que es el mismo que maneja aven. Y criticaban mis respuestas diciéndome que yo no podía ser asexual, que aven estaba mal, que cambiaron su concepto, que así no era antes, etc.

Y que no podía opinar si no tenía hijos. Entre más se desarrollaban los ataques pocos salían a defender la postura de lo que realmente era asexualidad y  el colmo fue que no podía hacer chistes de juguetes sexuales porque de igual manera ”ya no podía ser asexual”.

Fue tanto el impacto de toparme con gente que después descubriría son anti sexuales y sexo repulsivos.  Me di a la tarea de demostrar lo equivocadas que estaban, y empecé a traducir todas las imágenes que alguna vez vi en ingles con información de aven, y las empecé a subir a un álbum, me atacaron más por ello, pero la gente empezó a darles like y a compartirlas. Esas personas poco a poco se fueron callando pero ya habían dejado marca en mí, de que la mejor manera de defenderme era demostrarles que ellas estaban mal.

Cuando intentaron regresar a atacarnos a otro miembro (Arturo) y a mí, nos decían que leyéramos el diccionario, así que mi amigo se puso en contacto con la RAE para preguntar el verdadero significado de asexual, el cual no era para nada lo que ellas intentaban decirnos que era. Y eso nos dio más visibilidad entre los que ya eran miembros y no salían a platicar.

Cuando menos me lo espere Arturo y yo estábamos luchando por visibilidad y destruir conceptos erróneos de gente con otros problemas que se escudan en el nombre ”asexual” entre nuestra misma comunidad, para pronto, ya éramos 700 miembros y ya teníamos una invitación a un programa de radio de una persona del grupo, y después una plática en un espacio cultural. No fue mucha gente pero con que poca gente recibiera el mensaje lo considerábamos una victoria.

Hoy en día estoy escribiendo un libro sobre asexualidad en México y como nos afecta cuando se vive dentro de familias tradicionales o en un país muy tradicional. Una persona que fue al espacio cultural fue porque su hija asexual de otro estado le pidió que fuera a vernos, para que la pudiera entender mejor. El mismo al decirle la idea de mi libro, me ofreció su apoyo habiendo trabajado para playboy tiempo atrás (jajaja ironías). Pero le dijimos que apoyara a su hija porque ya la tenemos algo difícil sobre todo cuando son menores de 20.

Actualmente Arturo y yo somos los que más aclaran dudas en nuestro grupo que va para 900 miembros, de los cuales tenemos homofóbicos, alosexuales, religiosos, elitistas. Pero al menos yo no me tiento el corazón con la mano dura, ya sea por conceptos erróneos o en cuanto veo discriminación, elitismo y racismo, va la advertencia si no, sin darla van para fuera.

Patriciagr, activista

Anuncios