México

7 de junio del 2011; fecha maravillosa, un chico de más de 15 años residente de México conoció un término tan extraño; pero al mismo tiempo familiar: Asexual.

Muchos chicos y chicas a los 12 o 13 años (amigos, compañeros o conocidos) sabían su orientación sexual; pero él aún seguía confundido, las chicas le agradaban y le caen bien, pero nunca tuvo la necesidad de algo amoroso y tampoco le atraían en lo más mínimo para tener relaciones sexuales, le era indiferente, le tenía sin preocupación ese aspecto, pero aún así un chico de 14 años con varias oportunidades de pareja, con varias oportunidades relaciones sexuales ¿Cómo es posible que jamás pudo sentir era atracción sexual y mucho menos romántica? ¿Algo estaba mal él? Su cuerpo era normal, funcionaba igual que los demás chicos, entonces ¿Qué pasa? ¿Por qué no puede enamorarse? ¿Por qué no puede entablar una relación sexual “normal”?

Nunca me dio asco el sexo, podía hablar sobre el tema con tranquilidad. De todas formas algo no cuadraba ¿Por qué no podía ser como los demás? podía bromear y hablar de amor y sexo, pero vivirlo y llevarlo a cabo en su su vida era diferente. Nunca tuvo ningún trauma, no tuvo ningún problema fisco, nunca tuvo problemas con la sociedad, pues tener sexo y amor son pan de cada día; al salir a la calle, sus amigos, vecinos, gente, etc, nuca se hartó y tampoco lo afectaba el tema, pero era incapaz de sentir aquello de lo que él conocía y muchos hablaban.

Esa desesperación, ese miedo, lo llevaron a buscar a todos lados lo que le faltaba sentir, intentó con tantas mujeres que el número era exageradamente burlesco y en un tiempo que era para morirse de risa. La falta de atracción romántica y la falta de atracción sexual le impedía tener más de una semana con alguien, lo máximo fue dos meses; los intentos de relaciones sexuales eran un fracaso, pero no era la chica, algo le impedía seguir, no era odio, mucho menos asco, era él. No sentía atracción sexual. Con miedo y dudoso se preguntó ¿Seré homosexual? Una pregunta que e menos de cinco relaciones  se contestó con un rotundo -No-.

 

Vivir en esa sombra, en ese miedo, finalmente parecía preguntarse -¿Estoy solo? ¿Tengo un problema?- y mirando a las personas lo comprendía, con un aire desesperado -Estoy solo- se dijo. En lo que parecía los últimos momentos, dejando atrás todo y tirando la toalla, lo triste no era tener lo que parecía un problema, tampoco era saber que no podía sentir esa atracción, lo verdaderamente triste era sentir esa soledad, sentir ese frío. Soy un bicho raro, el chico más extrovertido, el chico que jamás encontraría alguien igual a él, el chico que jamás tuvo episodios de depresión, el chico que tenía varios amigos, apoyado por ellos y su familia, por primera vez en su vida sentía ese frío de la soledad, el frío de la incertidumbre, el frío de lo desconocido.

Han pasado unos meses después de aceptar de manera amarga lo que parecía su realidad, un vídeo gracioso aparece en internet, en donde el chico del vídeo menciona: no sentir nada ni por chicas ni por chicos y solo ama a los juegos de computadora. El chico de ahora 15 años se ríe pues sabe lo que es sentir eso y lo toma como algo normal sabiendo que si es una broma es algo que él puede entender y ver de lado positivo -ama los juegos de computadora o ¿no?- Suelta una risa, normal ante cualquier vídeo gracioso y observa los comentarios y de pronto una chica colombiana, a la cual el joven de 15 años le agradece eternamente haber puesto el comentario menciona -Esas personas son Asexuales- la mente siente un impulso de buscar ese concepto y en menos tiempo de lo que reacciona él ya está ante una página: AVENes, el frío de la soledad es expulsado por una lágrima y el calor invade su cuerpo, ya no se siente solo, pero se siente confundido, mas preguntas que repuestas, se lleva 3 semanas en comprender y digerir cada concepto trabajado ahí, y finalmente se detiene, -¿seré asexual?- Pregunta con miedo y emoción, -aun me falta mucho que vivir- deja pasar un año y ahora tiene 16 años, siguió intentando negarse a ser asexual forzándose a buscar esa atracción pero no podía sentirla, y cuando finalmente creyó sentirla, se desanimo al saber bien que era su cuerpo respondiendo, pero él no sentía la atracción sexual solo era su cuerpo, siente el impulso natural, pero él no siente eso por la persona realmente -¿qué le pasa?-. Regresa un año después, aceptando que no puede sentir aquello de lo que muchos hablan, y empieza a ver más gente como él, su mundo se expande, su corazón lo acepta y finalmente se siente en casa, una casa más grande donde no solo es un mexicano, también brasileños, argentinos, guatemaltecos, españoles, estadounidenses, alemanes, etc. en pocas palabras un mundo, donde ya no está solo.

Sin embargo pronto se da cuenta que hay asexuales que si tenían relaciones sexuales, pero no sentían esa atracción sexual, solo aprovechaban su libido o los demisexuales que solo tenían atracción sexual con aquellos con los que entablaban un fuerte vinculo emocional, el chico sabia de esto, pues 3 semanas de estudio de conceptos volvían a su mente, sin embargo tenían problemas en los foros de internet, asexuales eran criticados por otros asexuales, por haber tenido relaciones sexuales, algunos otros criticaban a los demisexuales o a los que sentían atracción romántica, el chico de 16 años sabía bien que podía ser de esos asexuales que excluían o criticaban a otros asexuales o a los del espectro asexual. Es arromántico, asexual y sin haber tenido jamás relaciones sexuales, pero él no pensaba igual que ellos, él conocía los términos, él no quería dejar afuera personas asexuales que sentían y eran finalmente lo mismo que él y aunque fuera en menor grado o de maneras diferentes para él seguirán siendo un reflejo de lo que él vivió porque además de ser asexuales son personas con sentimientos y sueños.

monterrey-555080_960_720

Dejando que se calmaran las cosas en esos foros, busco a gente en redes sociales más populares, solo para encontrar el mismo problema y aquí sabía que le debía algo a esa chica que había comentado el vídeo, sin visibilidad ¿en dónde estaría ahora él? Un comentario cambio su vida pero solo fue la de unos cuantos y afortunadamente estaba él, pero… ¿y lo demás que están allá afuera lidiando con lo mismo? ¿O siendo criticado por otros asexuales? ¿Realmente son el 1% de la población mundial? ¿O solo son el 1% de la población de asexuales que se ha dado cuenta de la verdad? Así fue como empezó un camino del cual ya no pudo retroceder, pues esas ganas de apoyar, de defender a los que empezaban a descubrir su orientación, de hablar con los sordos, de observar con los ciegos y de educar a todo el que pudiera pues quería evitar peleas entre asexuales, enfrentar la sociedad, todo esto lo sobrepasaban, pero debía intentarlo. Tras la poca información en México empezó a dar a conocer el tema entre amigos, solo cuando surgía la ocasión, se hizo administrador de 2 grupos en facebook para dar a conocer esta orientación en Latinoamérica lo hizo participando en marchas, realizar reuniones y conferencias, las cuales tuvo que preparar y conocer lugares, a pesar del tiempo y esfuerzo, valió la pena, en donde no sólo conoció otros asexuales, también alosexuales, pero sobretodo gente maravillosa que siente, que vive y que pasa por las mismas preocupaciones, al final de cuentas personas que crean una comunidad de respeto, confianza y apoyo.

Empezó a crear blogs y también a incluirse en el foro de AVENes y en los grupos LGBTTTI, que a pesar de la supuesta promiscuidad que muchos mencionan de este ultimo colectivo, fue aceptado y respetado como un miembro más y si bien ha tenido discriminación por algunos miembros de este colectivo, no fueron todos y los pocos que han realizado eso, nunca lo han detenido, pues a veces hay asexuales que creen ser del grupo LGBTTTI pero son realmente asexuales, hay asexuales con su orientación romántica hacia su género opuesto, y hay asexuales que se fuerzan a ser algo que no son realmente es por ellos que él busca esta visibilidad, es para que el mundo los comprenda, los respete y los defienda pues un asexual como individuo es un mundo, y los asexuales como comunidad somos un universo y él es más que suficiente para demostrar que existimos, nuestra orientación nos une, nos mantiene unidos, rompe los muros de la distancia, de la sociedad, de la cultura, de los países, ¿realmente son pocos? ¿o quieren que solo sea una cosa exclusiva de unos cuantos siendo ciegos? y la pregunta surge de nuevo ¿son realmente el 1% de la población mundial? ¿o apenas son el 1% de asexuales que saben la verdad? Gente de todo el mundo unido por una orientación sexual donde somos más de lo que creen y a pesar de ser Mexicano, su orientación rompe las paredes de la discriminación, la visibilidad rompe las paredes del silencio y todo esto para unirse, para apoyarse para acompañarse, porque con visibilidad se puede encontrar a otra oveja negra, gris, blanca y morada a millas de distancia, porque a pesar de ser mexicano su apoyo y su visibilidad no es solo para su país si no para el mundo, para el otro, para aquel que aun se siente solo, para apoyarlo independientemente de su nacionalidad, de su cultura, de su sexo, genero e ideas. Por ello agradecido, con pasión y dulces recuerdos puede decir orgullosamente -Soy Arturo tengo 19 años, asexual y arromántico, así es como me defino, esto me ha costado tiempo y sobré todo valor. Pero que quede algo claro, los asexuales existimos y no estamos solos.-

Arturo; activista. Comunidad México.

Anuncios