Identidad

La identidad asexual es aún incomprendida por la sociedad. En algunos países de América Latina no se entiende el concepto y hasta el colectivo puede llegar a ser invisible; la definición se puede interpretar mal; hasta es cuestionada por muchos.

Algunos especialistas hablan desde el desconocimiento absoluto; confunden “asexual” con “asexuado”; ya parten mal desde la denominación del miembro de la comunidad asexual. Recordemos ambas palabras:

Asexual:

persona que no experimenta atracción sexual hacia otras personas.

Asexuado:

Que carece de sexo o de caracteres sexuales bien definidos, es decir, que carece de órganos sexuales y otros elementos que permitan clasificar al elemento o individuo como biológicamente masculino o femenino. Por ejemplo: insecto asexuado.Asexuado NO es sinónimo de asexualen su acepción de “persona o animal que no experimenta atracción sexual – hacia otras personas en el caso de las personas y hacia otros animales en el caso de los animales-“.

Asexuado es muchas veces utilizado INCORRECTAMENTE para designar a una persona sin orientación sexual.

Asexual tiene esta terminación para seguir en línea con las orientaciones sexuales (heterosexual, bisexual, homosexual y pansexual) y no hemos de cambiar la terminación -al por -ado o -ada.

No investigan como se debe, ni siquiera la base o lo superficial del tema, y aún así dan opiniones sin el más mínimo fundamento.

  • Es una elección.
  • Traumas.
  • Moda.
  • Se quiere llamar la atención.
  • Falta de hormonas.
  • Inmadurez sexual.
  • Forma de vida.
  • Bajo deseo.
  • Etapa de la vida.

skytrain-457296_960_720

¿Qué investigaciones hicieron sobre el colectivo asexual? ¿A cuántos asexuales entrevistaron para hablar de nuestra orientación? ¿Saben lo que es el colectivo asexual? ¿Leyeron las investigaciones que ya se realizaron? Si se parte desde la base que no comprenden ni la denominación correcta del colectivo, creo, que no pueden dar opinión alguna, y de hecho no las tomo en cuenta. Ya de por si levanta la bandera del trastorno sin escuchar a la comunidad que siempre ha dicho que no padece lo que somos. Es nuestra esencia. Somos parte de la diversidad sexual.

La asexualidad no es una elección; tampoco un problemita causada por factores sentimentales o de rupturas amorosas. Desde la adolescencia notamos que algo es diferente; pero no podemos darle nombre o entidad. Sin embargo, sabemos que no somos como el común de la gente, percibimos diferente y eso nos llama la atención ¿Qué ven ellos que nosotros no? Nuestra adolescencia se llena de preguntas que nadie sabe contestar. ¿Creen que lo elegimos aún?

“¡Algunas de estas personas son adolescentes! Eso no es una orientación, sólo son tardíos”

Muchos asexuales ya se sienten diferentes a sus compañeros en la escuela de secundaria. Muchas personas de esta edad hablan acerca de su atracción sexual hacia famosos y hacia sus compañeros de clase y experimentan sexualmente. Los asexuales adolescentes pueden sentirse confundidos, diferentes o solos porque no pueden identificarse con estas cosas. Una comunidad como AVEN puede ser muy útil para ellos.

Algunas personas que se identifican como asexuales en sus primeros años de adolescencia, pueden experimentar sensaciones sexuales más adelante. Sin embargo, tenga en cuenta que también hay gente en AVEN que todavía son asexuales a sus 30, 40, 50, 80 y más allá. La explicación del “florecimiento tardío” no funciona con ellos – y toda esta gente tuvieron que ser adolescentes asexuales en un momento de sus vidas. En general, ya que no sabemos exactamente lo que sucederá en el futuro, lo mejor es dar a alguien el beneficio de la duda sobre la validez de sus propios sentimientos.

Me cuesta entender la dificultad que algunos profesionales tienen para comprender los conceptos de la comunidad asexual. Muchos hablan desde la comodidad de no investigar y desmerecen el titulo profesional que seguramente tienen colgado en la pared de su consultorio.

Es importante estudiar el colectivo antes de omitir opinión sobre el mismo. Es importante investigar con la mente abierta y sobre todo escuchar lo que los integrantes de la comunidad asexual tienen para decir; no se basen en sus proyecciones y formas de percibir la realidad, no están en nuestros zapatos.

Objeciones y prejuicios ante la asexualidad

Patriciagr

Anuncios