Asexualidad como orientación

La identidad sexual humana está compuesta por aspectos tanto físicos como el sexo genial y el cromosómicos, como aspectos intangibles como el género, la orientación sexual, la expresión del género, entre otros.

 

La asexualidad está ubicada dentro de los aspectos intangibles, y si entendemos las orientaciones sexuales como un espectro, en el extremo tendríamos a la pansexualidad y en el otro extremo, a la asexualidad, debido a que mientras la pansexualidad se refiere a la atracción sexual dirigida hacia las personas independientemente de su identidad sexual, la asexualidad por su parte es la atracción sexual dirigida hacia nadie.

 

Aunque dentro de la heteronorma reinante se habla de un mundo donde solo lo alosexual se ve como sano, por lo que la asexualidad sigue siendo vista por personas e incluso por especialistas como un síntoma o incluso como una enfermedad, pero no hay que olvidar que esa misma heteronorma ha tenido dentro a distintas orientaciones, como la homosexualidad que se creía una perversión sexual, e incluso a la transexualidad como una enfermedad.

 

Lo diferente a lo socialmente aceptado siempre se piensa como una falla, enfermedad, carencia o exceso, incluso como algo degradante, asqueroso, y un montón más de adjetivos más denigrantes y ofensivos, pero, por suerte poco a poco se ha abierto camino hacia la diversidad. Como podemos ver, la homosexualidad es la orientación sexual que mayor avance ha tenido, cada vez mayormente aceptada, la transexualidad, como identidad de género, también va abriéndose paso en cuestiones de salud mental y física.

 

Nosotros como asexuales contamos con la Avenwiki donde se explican los términos utilizados dentro de la comunidad asexual, para definirnos dentro del espectro tanto como orientación sexual, como en las múltiples combinaciones que existen con orientaciones románticas. Esta plataforma podría servir de ayuda a público en general como especialistas para dejarnos de percibir como “bichos raros” y comenzar la aceptación de esta orientación y su espectro.

 

Somos una orientación sexual, porque, vivimos una sexualidad igual que todos, es decir, contamos con una identidad sexual, solo que nuestra orientación se trata de una atracción que no se dirige hacia ninguna persona, o solo aparece después de un vínculo establecido o aparece muy poco, como espectro, tenemos el mismo derecho de ser tomados en cuenta como lo tiene un heterosexual ¿por qué a ellos no se les cuestiona el sentir atracción hacia el sexo o género contrarío?

seine-803814_960_720

 

Es momento, de que usted, persona alosexual que lee, abra un poco la mente y se dé la oportunidad de percibir que existen diferentes tipos de atracciones, sexual, afectiva, romántica, estética, emocional, intelectual… y un sinfín que forman nuestra orientación y no poder sentir una o más, no nos hace enfermos ni menos humanos, ni “desalmados” como suelen discriminar al colectivo arromántico, simplemente somos una orientación más en un espectro que incluye muchísimos colores y tonalidades.

AZ, activista. México.

 

 

Anuncios