¡Yo existo! La importancia de la visibilidad.

Teoría sobre factores condicionan la orientación sexual de una persona:

Existen varias teorías sobre los orígenes de la orientación sexual: hoy día la mayoría de los científicos considera que la orientación sexual es probablemente el resultado de una compleja interacción de factores ambientales, cognitivos y biológicos. En la mayoría de las personas la orientación sexual se determina a una edad muy temprana. En estos últimos tiempos también se ha podido comprobar que la biología, incluso los factores hormonales genéticos o innatos, desempeña un papel importante en la sexualidad de las personas. En síntesis, es importante reconocer que probablemente existen diversos motivos que explican la orientación sexual de una persona y que éstos son diferentes en cada caso.

¿La orientación sexual es una opción?

No, los seres humanos no pueden escoger ser homosexuales, heterosexuales, bisexual, pansexual o asexual. Para la mayoría de las personas, la orientación sexual se define al comienzo de la adolescencia, sin necesariamente pasar por una experiencia sexual. Si bien tenemos la opción de actuar, o no, en relación a esos sentimientos, los psicólogos no consideran que la orientación sexual sea un acto consciente que podamos cambiar a voluntad.

La orientación sexual es diferente del comportamiento sexual porque se relaciona con los sentimientos y la autoimagen. En su comportamiento las personas deciden expresar, o no, su orientación sexual.

¿Se puede cambiar la orientación sexual con terapia?

No obstante, cuando los homosexuales, las lesbianas, pansexuales, asexuales y los bisexuales solicitan ayuda de un psicoterapeuta, no necesariamente es para cambiar su orientación sexual. Ocasionalmente, los homosexuales, las lesbianas, pansexuales, asexuales y los bisexuales procuran asistencia psicológica para poder asumir su propia sexualidad, o para buscar estrategias que los ayuden a lidiar con el prejuicio, pero la mayoría de las veces cuando necesitan ayuda de la psicoterapia es por los mismos motivos existenciales que los heterosexuales.

person-1281758_960_720

¿Qué podemos hacer para superar el prejuicio y la discriminación que acosan a los miembros de la comunidad?

Todo prejuicio es una cucharada de ignorancia por lo diverso ¿Cómo se supera la ignorancia? La respuesta es sencilla y es educación y la educación la da la visibilidad. Al no comprender sólo le queda el rechazo o la violencia, negar lo que no puede asimilar.

Es importante, para este grupo de personas así como para cualquier minoría, protegerse de la discriminación y la violencia; yo creo que educar es muy valioso. Visibilizarnos y comenzar a pelear por nuestros derechos. Hay mucho terreno por conquistar en este sentido.

¿Por qué es tan importante que la sociedad esté mejor informada?

Si educamos a todas las personas respecto a la orientación sexual y al concepto de asexualidad lograremos reducir los prejuicios y también los asexuales tomaran conciencia de la etiqueta que tanto buscan y no logran hallar.

En este sentido es particularmente importante educar a los jóvenes que están descubriendo su sexualidad -que sea homosexual, bisexual, pansexual, heterosexual; y la nuestra “Asexual”; muy poco visible hasta el momento.

¿Todos los asexuales son vírgenes? 

Pues por supuesto que la respuesta es un rotundo “no”; si hay algo que voy a defender siempre y que amo al mismo tiempo y es la gran diversidad dentro de la comunidad; la gran cantidad de historias de vida deben mostrarse  y ser respetada. La asexualpedia dice:

 

¿Soy asexual aún si no me importa tener sexo? ¿O si lo disfruto?

Sí. Los asexuales no experimentan atracción o deseo sexual hacia otros pero a menudo son físicamente capaces de experimentar excitación genital y orgasmos. Físicamente, pueden disfrutar del sexo incluso aunque no sientan un fuerte deseo por ello o no sientan atracción sexual hacia su compañero/a. Es como hacer cualquier otra actividad divertida. Digamos que te encanta patinar. Puedes pasártelo estupendamente patinando solo/a o puedes pasártelo fenomenalmente patinando con otra persona. En realidad no necesitas hacerlo con otra persona para disfrutarlo, ni tu deseo de patinar dependerá de esperar a hacerlo con otra persona concreta.

Los asexuales tienen diferentes actitudes hacia el sexo. Algunos sienten repulsión o aversión, no pueden lidiar con ello en absoluto. Les disgusta fuertemente o no quieren tener sexo. Algunos son totalmente indiferentes; no se preocupan de una forma u otra si lo hacen. No les gusta ni les disgusta. Es una actividad algo parecida a cepillarse los dientes. A algunos asexuales les gusta y lo disfrutan, ya sea por el placer físico o por disfrutar del placer de su pareja o sentirse emocionalmente cercanos a su pareja, incluso si ellos (los asexuales) no experimentan el orgasmo o llega a excitarse. Los asexuales que gustan del sexo aún no son capaces de ver a otras personas y experimentar la sensación física o mental de deseo sexual por estas personas. Ellos solo disfrutan del sexo como disfrutan alguna otra actividad, disfrutan por lo que la actividad es, no con quien ellos lo hacen.

La asexualidad es sobre atracción, no sobre comportamiento sexual.

¿Por qué necesitamos visibilizarnos? 

Porque existo, porque existes, porque existimos. Para que otros logren obtener esa pieza de rompecabeza más rápido que aquellos que no tuvimos visibilidad, para cerrar más rápido el circulo y no sentirnos extraños, para conocer lo que somos, para sentirnos completos, para valorarnos, para contar con otras personas iguales en esencia, porque es nuestro derecho, porque somos parte de la diversidad y acá estamos.

Cuestiones de identidad

Lorenaj y Patriciagr

Anuncios