Mi visibilidad

Voy a comenzar diciendo que mi nombre es Betsy, soy de Lima-Perú – Estudiante de Comunicación Social, por la especialidad de Sociología, voy a tratar de ensayar un relato con algunas hipótesis y algunas conclusiones a las que llegué a explicar en mi vida mi situación Asexual.

Absténganse las personas que no son Asexuales y que no se dan cuenta de lo que pasa a su alrededor, estoy segura que muchos de ustedes se sentirán más que de acuerdo conmigo en algunos puntos.

Como ya lo dije soy Asexual-hetero-Romántica, me considero así desde los 16 años porque a esa edad ya sabía qué era exactamente lo que pasaba conmigo en cuanto a mis problemas de socializar (así le llamo a eso de no sentirme bien al socializar con alguien), hoy tengo 22 con los que afirmo que este estado de impermeabilidad ante las demás personas lo tengo desde que tengo uso de razón.

Recuerdo desde mis primeras nociones ante el mundo cuando aún iba al jardín de niños situaciones que me diferenciaban de los demás en cuanto a los pensamientos no sé por qué tuve siempre la sensación de que me encontraba atrapada en el cuerpo de una pequeña y que tenía expresiones e ideas que me hacían a mí misma pensar ¿Dónde estoy? ¿Por qué estoy aquí? he sido muy expresiva y sentimental desde que era una niña de 2 años creo que fue la época donde empecé a chocar contra un muro que se llama para mí “El orden común de las cosas”

 

El orden común de las cosas me obligaba a jugar con las niñas y no con los niños, ¿por qué? Es que desde esa edad los padres te educan a que eso es lo correcto y no de acuerdo con eso los niños también usan la separación de género desde aquella edad, jugar con el balón, ya sea golpeándolo o de cualquier forma tocándolo con las manos o con los pies ya era ese un trabajo o una tarea o un entretenimiento ciertamente masculino. Nosotras las niñas por otro lado siempre cargábamos en mano algún muñeco de felpa o muñeca llorona a la cual le podíamos poner talco cuando se hacía del “1”. En fin, desde aquel entonces habían situaciones como encontrar a una niña con un niño debajo de las escaleras de los juegos besándose o abrazándose, diciendo que estaban de novios o que eran casados, se oficiaban muchas bodas en el patio o en el jardín a la hora de recreo por lo cual el niño o la niña que estaba involucrada sería el esclavo del otro el resto del año y si llevaban curso el próximo año también. Y se los juro que recuerdo bien las cosas porque siempre estuve tan atenta en cuanto todo lo que pasaba a mí al rededor y a lo que quiero llegar es que desde aquella época me di cuenta de que no entendía ciertas situaciones como el noviazgo y así fui creciendo hasta que llegué a la primaria donde siendo ya más grande se hablaba mucho de los enamorados y los chicos que te gustaban, otra situación que no entendía para qué servía aunque en aquellas épocas lo veía algo así como marcar territorio a una propiedad (Por casualidades de la vida hoy lo relaciono con la posesión ya otro día les explico).

love-1179726_960_720

Fui creciendo más y más y veía que mis amigas eran fuertemente atraídas a los niños de la escuela del frente (Una de solo niños porque mi escuela era solo de mujeres) algo como el aspecto físico en ellos era muy importante, ellas decían: Cara bonita, ojos bonitos, delgado, bonitos zapatos, bonitas casacas, bonito peinado. Y para mí eran: Las mismas caras, los mismos peinados, las mismas tonterías que salían de su boca, y los mismos juegos estúpidos que no entendía, (realmente me espantaba pasar esas palabras por mi cabeza antes de decirlo) oh ya me olvidaba, los mismos tonos de voz, los mismos eructos, las mismas malas palabras y el desorden en su higiene personal y no es que sea quisquillosa solo que no podía ver lo que otras chicas les estaban viendo a aquellos niños y para mí estos no tenían nada de encantadores, eran como si fueran una bolita de cosas que solo sabían rodar y ya. Pero fuera de lo superficial de las palabras a esa edad como a los 9 o 10 años ya me preguntaba ¿Qué era lo que pasaba? ¿Me gustan los niños?, todavía no tenía nociones de qué era “Homosexualidad” y aún si las hubiera tenido sabía que si tenía que enamorarme alguna vez y si tenía que tener sentimientos hacia alguien alguna vez ese solo podía ser por un NIÑO ya que me consideraba una damita (Fuera de las exageraciones opino que era muy romántica para sentirme atraída por alguno de esos muchachitos). Pero fui creciendo más y algo como ver embarazada a alguna niña de la escuela secundaria era tan extraño y no tenía sentido para mí.

 

 

El noviazgo y la presión del “Orden común de las cosas” a ellas las obligaba a emparejarse a jóvenes que solo querían aliviar sus deseos hormonales usándolas la mayoría de veces por el mismo motivo que ellas aceptaban tremendo ultraje (Digo la mayoría de veces porque no se imaginan las cosas que escuchaba o escribía en mi diario sobre los comentarios de alguna niña que acababa de perder la virginidad sexual) Y qué es lo les llevaba hacer ese tipo de acto simple y sin sentimientos (Y recalco que es mi opinión en cuanto a lo que escuchaba de sus bocas) era una práctica experimental, querían averiguar, buscar, sentir con los sentidos solamente lo que tanto se hablaba en la escuela en aquellos días “Sentirse mujer” o para los hombres “Sentirse Hombre”. Yo la verdad, como ustedes comprenderán, los que son como yo claro está, que sentirnos del género hombre o mujer no tiene nada que ver con sexo. Pero en fin esto pensaban aquellas personas y yo cada vez me sentía más confundida que de acoplarme a algún grupo de estos seguro que hubiera sido alguien como ellas.

En aquella época comencé a escribir mucho y comencé a estudiar las cosas que pasaban detenidamente, leía y leía mi diario tratando de entender qué era lo que pasaba entonces llegué a la conclusión de que todas las personas nacemos Asexuales y somos criados para ser sexuales, quizá por muchas razones y ustedes mismos trabajarán en sus cabezas, que muchas de esas razones podría ser: La reproducción de la raza humana, el consumismo y la justa separación de los género, las costumbres, y el marcar la sexualidad por aseguramiento y orgullo de los padres, Descuido de la crianza, influencias más grandes etc, etc, etc,  junto con esta estarán todas las demás razones que ustedes están pensando pero para mí estas unas pocas nada más, y nos preguntamos ¿Si nuestros padres solo hubieran impulsado en aquellos. El desarrollar las habilidades motoras e intelectuales en vez de enseñarles que a los 18 ya podían alquilar una prostituta o que a los 18 ya podían dejar que un chico las haga suya gratis, que no sé qué es peor (Y ahora sí quiero decirles que no hablo de una forma despectiva solo que me parece una tontería si los padres les ponen en claro eso desde que son muy pequeños a aquellas personas). Me parece irresponsable es hacer que los niños vean televisión esa caja de porquería que te mata lentamente (He llevado periodismo y teorías de la comunicación y manipulación de las masas) y así sabiendo todo lo que sé ahora les digo que la tele solo te crea un patrón y te atrapa para su único propósito final que es el de volverte consumista, comprar, comprar, y vender de vez en cuando. Pero saliendo de ese tema les afirmo que la Televisión es la primera influencia que conduce al estado sexual muy activo (No quiero meterme a hablar de cosas extrañas pero créanme que tengo tantos datos que los volvería locos).

Aquí comienzo a ponerme muy triste porque es lamentable que la televisión destruya por completo la sensibilidad de las personas, crea robots, crea animales, cosas como matar a una persona se vuelve una posibilidad en la vida, como contratar a sicarios, como violación con perdón de la justicia, como la inferioridad y el valor de una persona, como la identidad y la dignidad, la destrucción del amor aquí se ve tan claro, la desconfianza, las ideas, los celos, la posesión, el control y lo más ambicionado, lo que causa más muertes en el mundo “EL PODER” no hay nada en estas épocas que antes no hayan estado dentro de nuestras pantallas de televisión o cine, nuestros cabellos, nuestras vestimentas, lo que comemos (Algo que también nos mata lentamente), lo que le hacemos a los demás sin pensar. Comienzas a temer a los 15 años de edad que este mundo no te gusta y que no vas a seguir esa línea de reglas tontas y sin sentido, la literatura a mí me encanta por ejemplo y he visto aquí en esta comunidad.

 

Mejor dicho con la gran mayoría de los Asexuales que he hablado, los ASEXUALES ROMÁNTICOS, a la mayoría le encanta leer, porque la literatura es una buena forma de obtener conocimiento y desarrollo personal, nos hace personas sensibles y detallistas nos da una mejor forma de ver las cosas y sobre todo nos muestra la verdad sobre lo que tanto buscamos en la vida, lo único que vale más que cualquier cosa, hablo del amor, ese sentimiento inexplicable que te atrapa, que se vuelve parte de ti, amor en general, cualquier tipo pero el que quizá es ahora el de este gran relato o lo que sea esto que me obliga acudir a ustedes, el amor, la mitad nuestra (como dice platón), nuestra alma gemela, la persona que al conocerla sientes que antes ya has compartido en ella, ese amor que viene desde muchos años o siglos atrás, un amor que llega y que no se busca, un sentimiento tan único, tan grande, tan inmenso que no tiene nada de simple y superficial, que es desde el alma. Aquí es donde quería llegar, nunca antes en toda mi vida había sentido algo tan emocionante y completo, comencé a darme cuenta que había ocurrido algo en mí, que comencé a ver en mí la necesidad de estar cerca a mi novio, es de AVENes también; o sea asexual. Acariciarlo, tomarlo de la mano, besarlo, abrazarlo y comencé a sentir que en mi cuerpo pasaban situaciones nunca antes sentidas antes, mi corazón se aceleraba de emoción, mi temperatura incrementaba junto con mi respiración, en todo mi cuerpo sentía electricidad como esa sensación de caer, esa sensación cuando uno está en una ruleta mecánica y sube y sube y gira y gira y comienza a bajar, como que si el alma se sale pero tu cuerpo sigue ahí y comencé a darle importancia cosas que antes para mí no eran de interés, estoy tan conectado con el que hasta nuestros recuerdos de la niñez son casi idénticos, que nuestros pasatiempos se igualan en una balanza, de que pensamos lo mismo y que comenzamos desde una época a sentir lo mismo, como les dije antes, esa cercanía, esa necesidad de estar juntos (Me refiero a literalmente juntos como abrazados o acariciarnos y sentirnos niños protegidos y mimados.

Me encanta que seamos tan cursis y expresemos nuestros sentimientos de la forma más romántica, poesía, oraciones con rimas, citas de algún autor literario, canciones, y otros detalles que son tan tiernos y románticos. La investigación siempre fue algo que me ha gustado así que comencé a preguntarme, por qué siento eso que está pasando en mi cuerpo, y tuve tantas respuestas, filosóficas, religiosas, científicas, psicológicas, etc etc, nuestro cuerpo está diseñado para ser sexuales y reproducirnos, pero no como conejos, no utilizando nuestro cuerpo como medio para conseguir otras cosas, sino como armonía de nuestros sentimientos.

Nunca me atrajo un hombre musculoso o cualquier tipo de hombre, nunca me había imaginado compartiendo mi vida con alguien el resto de mi vida, compartiendo todo.

Nunca me había imaginado a nadie conmigo compartiendo ese “dejarme llevar por los sentidos de mi científicamente complicado cuerpo, de mi instinto no espiritual. No intelectual, osea no es dejarme llevar porque no es algo que estaba reteniendo solo que no le veía la necesidad no sentía nada de nada, no estaba ahí simplemente, de lo que ahora siento, y entonces me doy cuenta que si somos espíritu y alma y cuerpo o energía, todo eso unido en armonía nos hace ser nosotros y como dice Platón en el Fedón o el Banquete, o la Biblia en Proverbios, o Descartes sobre las meditaciones o los científicos sobre el enamoramiento o cualquier otra cosa que haya leído antes con algo de madures o algo de concordancia, algo de lógica, algo de metafísica, no importa lo que sea, todo eso junto nos hace ver como la mitad y la otra persona el complemento perfecto en lo que es válido todo (No lo estoy explicando de ninguna forma y menos de los estudios antes mencionados como física, biología, religión, filosofía, metafísica etc etc, etc) Tú y el amor de tu vida serán siempre uno y compartirán lo que sea que se presente, ya sea despertar sentimientos que antes no existían, o compartir la autoría de un libro que se escribe al mismo tiempo con diálogos perfectos.

Betsy Jana

Anuncios