Homofobia

No hay nada más absurdo que ver a la diversidad descalificarse entre sí, y no, no somos un “colectivo perfecto”, puesto que a nivel interno tenemos antisexuales elitistas que hacen de menos a otros por ser demis, grises o por ser prosexuales, ahora ni hablar, son los mismos que confunden su fanatismo religioso, su enfermo narcisismo o su mojigatería con su orientación, quienes presentan las opiniones más homófobas dentro de nuestra comunidad asexual.

 

Recientemente en México se organizó una “marcha por la familia”, donde se hablaba de “defender la familia natural”, lo que les bastaba como argumento para desatar su lengua homofóbica, cuando muchas personas que marchaban no entendían la diferencia entre género, sexo, orientación sexual, ni entre ideología de género y equidad de género. Pero, por qué esta desinformación es peligrosa, porque genera homofobia, transfobia, bifobia, lesbofobia, en sí, un montón de “diversifobia”: terror y odio hacia todo aquello que salga del sistema heterosexual, alosexual, cisgénero y patriarcal.

portrait-1634421_960_720

Es ese pensamiento religioso y moralino que desea castigar todo aquello que no sea hetero, más lamentable es que se dé dentro de la comunidad, puesto que tenemos biromántico, panromántico, homoromántico, queers, trans y un montón de diversidad, pero dejando eso de lado, ni siquiera un grisexual heteromántico cisgénero está libre de aventar la piedra, puesto que se contrapone con ese sistema patriarcal al no sentir atracción sexual del modo alosexual que se nos pide por “obligación”.

 

¿Qué es lo natural? ¿Acaso por ser de una orientación diferente dejamos de tener un sistema respiratorio, digestivo o nervioso? Son esas opiniones retrogradas las que siguen discriminando personas por su físico, por el funcionamiento de su cuerpo, su color de piel, posición socioeconómica, nivel educativo, religión, país, orientación, sexo, género… opiniones machistas, no olvidar que hasta hace poco las mujeres eran consideradas como algo inferior. ¿Cómo es posible que mujeres parte del espectro asexual se expresen de tal manera cuando gracias a esa lucha es que obtienen derechos?

 

Sin los disturbios en Stonewall, sin ese espíritu del 69, esa pelea por nuestros derechos como LGBTQIA+, sin esa lucha por los derechos de la mujer, por los derechos para todxs, sin importar nuestro color de piel , nacionalidad, edad, orientación ¿qué seríamos actualmente como sociedad? ¡Y a nivel comunidad! Nosotros como asexuales formamos parte de esa diversidad, porque sí, también existe la asexualfobia, pero ¿cómo podemos pedir respeto si seguimos permitiendo que dentro de nuestra comunidad aún haya miembros homofóbicos? Señores, somos diversos, tenemos “pluma asexual”  es algo que no podemos negar y que deberíamos sentir orgullo por tener el don de no nacer heterosexual ni alosexual ni patriarcal. La lucha está en nosotros, no causemos bajas en nuestro propio batallón.

Azul, activista mexicano

Anuncios