La asexualidad debe reconocerse, no ignorarse

Escrito por: Julie Nguyen

Traducción: Eliot G

Durante mucho tiempo, pensé que estaba roto.

“Eso no es normal. ¿Te pasa algo? «¿Está seguro?» y «Aún no has conocido a la persona adecuada» son todas las cosas que la gente me ha dicho cuando les digo que soy asexual.

Fue difícil encontrar un lugar para sentirme seguro y aceptado cuando la sociedad decía que no encajaba en lo que se consideraba normal y la comunidad queer decía que no era lo suficientemente queer. Luego descubrí la Semana de la conciencia de la asexualidad.

Me abrió muchas puertas, pero se podría haber hecho más para asegurar que las personas que se identifican como asexuales no tuvieran que sentirse rotas durante tanto tiempo. La Semana de la conciencia de la asexualidad se lleva a cabo anualmente del 26 de octubre al 1 de noviembre, pero la mayoría no sabe que existe la asexualidad, y mucho menos que hay una semana entera dedicada a ella.

“No estoy tan seguro de lo útil que es la Semana de la conciencia de la asexualidad, porque no están haciendo mucho al respecto y es una especie de autopromoción en sí misma en lugar de promover la asexualidad”, dijo el estudiante de historia Shaan Budhwani. «He visto a personas decir: ‘Oye, recuerda que es la Semana de la conciencia de la asexualidad’, pero no hacen nada para promover la asexualidad».

Crear conciencia sobre la asexualidad no sirve de mucho cuando nadie entiende lo que es. Por eso es necesario que haya algo más que una semana de sensibilización; tiene que haber educación.

La asexualidad es un espectro de orientación sexual definido como «no experimentar atracción sexual». También hay personas que se identifican como de sexo gris o que experimentan atracción sexual en un espectro entre la atracción sexual en toda regla y la ausencia de atracción sexual.

Ningún zapato sirve para todos, ya que hay personas que se han identificado como asexuales toda su vida, mientras que otras se identifican como asexuales debido a un trauma pasado. No significa que su asexualidad sea más o menos válida que la de alguien más que se ha identificado como asexual durante más tiempo.

Teniendo en cuenta lo desconocida que es la asexualidad como orientación sexual y los conceptos erróneos que la plagan, es raro que alguien se declare asexual.

El estudiante de maestría en ingeniería industrial, Jaivikhnesh Kandasamy, dijo que no había oído hablar de la asexualidad antes de ser abordado.

“No tenía ni idea de eso. No he conocido a nadie que diga que no les atrae ningún género ”, dijo Kandasamy. “Hay hormonas en nosotros que nos hacen pensar en el género en el que les gusta. Pero no me he enfrentado a una situación como esa «.

Las hormonas pueden influir en la orientación sexual de una persona, pero no siempre es así. Esta es una generalización aplicada a las personas asexuales, y el hecho de que una persona asexual tenga o no un desequilibrio hormonal no hace que su asexualidad sea menos válida.

Así como existen diferencias en las personas que se identifican con cualquier orientación sexual, existen diferencias en aquellas que se identifican como asexuales. Hay asexuales que tienen sexo y asexuales que no. Hay asexuales que sienten repulsión por el sexo y hay asexuales que se sienten cómodos con el sexo.

Son asexuales si eligen identificarse como tales, y lo único que todos los asexuales tienen en común es «no sentir atracción sexual».

Incluso cuando la gente siente que asexual los describe mejor, aceptarlo por sí mismos es difícil.

Honestamente, fue difícil conseguir entrevistas para este artículo. Algunas personas tenían miedo de hablar conmigo sobre un tema del que no sabían nada, y los que aceptaron escucharme me miraron con incredulidad o se echaron a reír ante la idea de la asexualidad. Fue duro y dolió.

Esta es la reacción a la que temen los miembros de la comunidad asexual, y tal vez incluso les haga negarse a sí mismos porque tienen miedo de los estigmas que siguen. La estudiante de tercer año de educación, Eileen Gong, dijo que se enfrentó por primera vez a la idea de ser asexual cuando estaba en una relación a larga distancia.

“En el transcurso de esa relación, estuve en negación durante mucho tiempo”, dijo Gong. «Incluso cuando se hizo evidente que la asexualidad era probablemente lo que más me encajaba, todavía lo estaba negando, al menos para ella».

Gong dijo que le tomó un tiempo después de salir de esa relación aceptar que era asexual. Sin embargo, una vez que lo hizo, dijo que era un alivio encontrar un lugar al que pertenecía con otras personas de ideas afines que validaban esa parte de su identidad.

Es difícil encontrar personas asexuales o personas completamente indiferentes o que acepten la indiferencia hacia la sociedad sexualizada de hoy. Las personas a menudo se sorprenden y, a veces, incluso se enojan al saber que hay personas que no sienten la necesidad de tener relaciones sexuales.

“Nuestra sociedad, en todos los medios, ha sido sexualizada y el sexo vende. Por eso, cuando una persona dice ‘soy asexual’, es difícil de entender ”, dijo  Guillermo De Los Reyes, director asociado del Programa de Estudios de la Mujer, el Género y la Sexualidad.

La sociedad está tan sexualizada que las personas que se oponen a ella son vistas de forma negativa.

“En los medios de comunicación, la asexualidad se trata como si no hubieran encontrado a la persona adecuada o como si estuviera rota, por lo que es realmente importante crear conciencia”, dijo Budhwani.

El sexo no hace a alguien más o menos humano, y sugerir que lo hace socava enormemente a la población asexual. La Semana de la conciencia de la asexualidad es una buena forma de crear conciencia sobre la población asexual, pero existen mejores formas de ganar visibilidad.

“La Semana de la Concientización debería quedarse porque la comunidad de la asexualidad como grupo necesita estar orgullosa de quiénes son y tomar conciencia de eso, aunque solo comenzaría en pequeños números”, dijo De Los Reyes. «La mayoría de las diferentes historias de las organizaciones de cualquier grupo étnico, grupo de orientación sexual o grupo de expresión de género comenzaron con pequeños pasos de abajo hacia arriba, dentro de la comunidad y luego hacia el resto de la sociedad».

Pero además de la Semana de la Concienciación, es necesario que haya más.

“Otra idea que podría funcionar es que cuando estamos educando a nuestros hijos, las clases de educación sexual también deberían hablar sobre las diferentes identidades, orientaciones sexuales y expresiones de género para que no tengamos que hacer que la comunidad sienta que no son tan importantes. como otros ”, dijo De Los Reyes. “No soy miembro de la comunidad asexual, pero soy un gran apoyo. Y creo que debemos entender y darle un espacio a la comunidad asexual «.

Ni una sola vez escuché una historia de alguien que descubrió la comunidad asexual que no incluyera «Pensé que estaba roto» en ella. Podemos hacerlo mejor. UH ha sido reconocida como una escuela amigable con LGBT por Princeton Review, pero siempre hay margen de mejora.

«Hacer correr la voz es bueno, pero es un poco descorazonador que la asexualidad se haga consciente cuando otras orientaciones se enorgullecen», dijo Gong.

Lo que escucho en lugar de aceptación y respeto es «roto», «extraño», «no es normal». La asexualidad debe reconocerse, no ignorarse. Pedir ayuda y ser ignorado es una de las condiciones más indigentes de la vida humana.