Juan Pedro

Para comenzar a hablar un poco. Soy Juan, pero me llaman Pedro, me gusta más Pedro. El foro y su elitismo no me brindaron una buena bienvenida, no me ayudó a identificar mi orientación sexual. Me dejó con más dudas que certezas, hizo que migre y busque una solución mágica que no hallé. Caí en depresión y mi pareja alosexual me ha ayudado desde entonces ¿Qué ha provocado mi depresión? No pertenecer a ninguno de los dos mundos, no vivir una realidad que no es innata en mi; buscar una respuesta y no encontrar salida.

Hablaré de los elitistas, gente que presume sin comprender la realidad; que habla desde lo subjetivo. Desde la más pura ignorancia. Hoy salí de un grupo por ello, no entiendo por qué debo ser dos veces discriminado. Una por la sociedad alocentrica y otra por los elitistas que no comprenden lo mínimo de sexualidad. Mi pecado, mi condena, es estar profundamente enlazado con el compañero de toda mi vida. Lo tengo desde los 15 años y ya a mis 35 creo que caminaremos siempre juntos; yo así lo espero. No me importa a cambio de eso tener sexo tres o cuatro veces al mes. Nuestra unión va más allá del sexo, lo único bueno que he encontrado en ese foro es a una activista que me ha tendido una mano gigante y hoy estoy por ella trabajando aquí.

street-1209401_960_720

No lo entiendes porque confundes tu doctrina moral o política elitista con una orientación sexual. Un asexual vive una sexualidad diferente y eso lo he aprendido gracias al activismo y mi relación con psicólogos.

El elitismo asexual es considerado por muchos de estos profesionales como un factor a estudiar, gracias a él, ven a mi orientación sexual como trastorno. No discriminar la política de lo innato nos trae prejuicios a todos. Lo peor que puede pasar por tener sexo es que uno de ustedes nos discriminen por tenerlo como si traicionáramos una causa y la asexualidad no es una causa es mi orientación sexual, algo que no elijo que me ha acompañado desde joven, aunque les pese soy y seré asexual. Y tampoco voy a pedir perdón por arrobarme de un alosexual.

“Los prejuicios nacen desde la más clara ignorancia” me lo repite mi novia arromántica. No le digan que la llamo novia, ella no lo sabe aún.  No se les pide mucho, pero es complejo en una sociedad que ha aprendido a segregar lo diverso que aún entre la minoría se segregue ¿Es lo inculcado, no?

Qué puedo esperar de la sociedad alosexual si aquí los miembros de mi comunidad me segregan por enamorarme. La comunidad va a estar lista para visibilizarse cuando aprenda a ser tolerante con los suyos y dejar de marcar los defectos que nacen desde la más pura de las ignorancias. Duele ser discriminado por los miembros de tu orientación sexual. No comprendéis el dolor que me provoca.

Patri, a tus órdenes y gracias. Siempre te lo diré y mi José también.

Conelalmarota.

 

Anuncios