Asexualidad y prevención del VIH

 

Desde que comienza la precaria educación sexual, esto es entre quinto y sexto de primaria, mencionan con temor dos términos “VIH” y “SIDA”, y sí, desde los que asistimos a educación básica en los noventas hasta los actuales millenials recibimos un resumen de información ya sea por autoridades sanitarias o por profesores, al menos en México.

Pese al temprano acceso a la información el tabú aún persiste, a tal nivel que algunas personas hetero siguen pensando que es algo exclusivo de las personas homosexuales, aunque a nivel mundial la cifra más alta la perciben mujeres heterosexuales. Y qué decir de algunos asexuales que piensan que están exentos, pues no, aunque suene repetitivo nunca está demás: el VIH se contrae  por fluidos, así que no es sólo a través de las prácticas sexuales sin protección, sino también la sangre, si has sido operado, perforado, tatuado, recibido alguna transfusión, no está demás realizar una prueba de VIH.

bride-1637473_960_720

Cabe aclarar que si tienes factores de riesgo como uso de drogas inyectadas o trabajas en sector salud o laboratorio, es aún más conveniente y necesario que hagas pruebas de sangre constantemente.  Ni dudarlo si eres asexual sexo-positivo, sexualmente activo o sufriste abuso, es un paso difícil y da muchísimo temor esperar el resultado (en el caso de las pruebas rápidas no es una espera mayor a 20 minutos)… y no olvides que en México el tratamiento es gratuito.

En México las pruebas rápidas forman parte de servicios de salud gratuitos ofrecidos ya sea por los centros de salud, atención a jóvenes y adolescentes, o por asociaciones gubernamentales o no, lgbtiqpa.

Seamos responsables con nuestra salud y sin importar tu orientación, si eres sexualmente activo utiliza protección o prácticas de bajo riesgo.

 

Por Azul

Anuncios