Agua

A los 14 años salí del closet como “bisexual” segura porque había sentido atracción estética por un chico Cisgénero, una chica Cisgénero y una travesti, aún no había nada claro, pero me etiqueté como bisexual, porque hasta ahí daba mi mente, tuve una novia, por ella sólo sentía afecto, era mi amiga, pese a que ella sentía atracción sexual por mí yo no podía corresponderle en ese nivel.

Estando ya en la universidad, con una mayor gama de conocimientos, a los 19 años , tenía otra novia, de 24 años, lesbiana declarada (pero con flexibilidad a tener encuentros sexuales con personas sin importar su género), muy activa sexualmente. Teníamos actividad sexual casi diaria, ella se dio cuenta que yo jamás llega al orgasmo, pensó que era por algo físico, se dio cuenta que no, después, cuando le confesé que sufrí abuso me ayudó un poco a desahogarlo, pero tampoco era esa la razón, finalmente supo  que era  porque no me sentía lo suficientemente atraída por ella, intentamos de todo, hubo muchas reacciones físicas en mí, y aunque ella decía que mi cuerpo reaccionaba como si tuviera un orgasmo mi mente no lo hacía, a lo que vino la pregunta “¿alguna vez te ha puesto alguien?” y descubrí que JAMÁS había sentido atracción sexual por nadie.

adult-1869119_960_720

En nuestra pequeña investigación ella dio con la palabra “asexual” y mucha información en inglés, al paso de los meses encontré el foro en español  ¡había encontrado mi etiqueta! Pero fue hasta los 21-22 años que encontré a asexuales sexo positivos como yo y me sentí realmente cómoda con el término asexual.

Más tarde a los 22-23 años comencé en el activismo, cosa de la que me retiré algunos meses, yo estaba muy segura de ser asexual sexo positiva, sin embargo la presencia de dos personas me hizo dudar ¿soy demisexual? ¿Soy grisexual? … ¡fluyo! Soy gris tanto en lo romántico como en lo sexual, en realidad, no importa mucho la etiqueta sino sentirte cómodo con todo lo que eres y aprendes de ti.

Si algún día vuelvo al activismo lo haré desde la grisexualidad y el grisromanticismo, acá estamos, no somos alosexuales, somos parte del espectro asexual, pero no nos hace menos, ni raros, ni indecisos, sólo somos personas que a veces sentimos atracción sexual, ni fuerte, ni suficiente, como algo temporal.

Por – ex.

Anuncios