Kinsey

“La historia de la medicina prueba que mientras el hombre busque conocerse a sí mismo y se encuentra cara a cara con su naturaleza, se libera de sus temores infundados por la confusión, sus vergüenzas pesimistas y su hipocresía arrogante” Alfred Kinsey

 

Alfred Kinsey nació el 23 de junio de 1894 en New Jersey, Estados Unidos. Se graduó en ciencias biológicas en la Universidad de Bowdoin, en Brunswick, Maine entre 1914 y 1916. Fue graduado en biología y psicología. Recibió su doctorado en biología por la Universidad de Harvard en septiembre de 1919, y fue a la Universidad de Indiana como profesor auxiliar de zoología Y ejerció durante varios años la Entomología, la rama de la zoología que estudia los insectos.

A pesar de sus aportes en este campo, tanto en la taxonomía como la evolución, no fue con él con el que inscribió su nombre en la historia de la ciencia, sino con sus investigaciones sobre el comportamiento sexual humano. Estableció una reputación académica sólida por sus pruebas biológicas y su investigación en taxonomía y evolución. En 1937, el “American Men of Science” lo nombró como uno de sus precursores.

En 1938, asumió el control de la coordinación del nuevo curso matrimonial en la Universidad de Indiana, para luego comenzar a recolectar historias para el archivo del comportamiento sexual. En 1940, el presidente Herman B. Wells le dio a elegir a Kinsey: o continuaba con el curso matrimonial o con su proyecto de investigación sexual.

En el año 1938, a Kinsey le encargan la coordinación de un novedoso curso matrimonial en la Universidad de Indiana, tarea que él asumió no sin algún reparo por lo complicado de abordar ciertos temas en una sociedad norteamericana mayormente conservadora, pero que abordó convencido de que era un reto muy interesante. Sus conferencias tuvieron tal éxito que cada día se sumaban más y más personas, lo que contribuyó a despertar su pasión por la temática, y decidió comenzar a recolectar historias para un archivo de comportamiento sexual. Tanto se adentró en este último proyecto, que tuvo que dejar el curso matrimonial para entregarse por completo a él, llevándolo a redactar el informe Kinsey, que basado en un estudio con 12000 personas, fue uno de los primeros estudios científicos sobre la sexualidad. Independientemente de estas y otras muchas intrigas y teorías controversiales, no hay dudas de que Kinsey merece un lugar especial en la historia de la ciencia, al ser pionero en plantear la necesidad de investigar la conducta sexual humana empleando el método científico, empleando datos estadísticos para el análisis que marcaron pautas para este tipo de estudios.

ce457b5e71c6c5bb02e35f42b5503134

Sus obras cimeras Conducta sexual en el hombre, de 1948 y Conducta sexual en la mujer, de 1953, abrieron los ojos al mundo acerca de muchos aspectos de la sexualidad que eran temas tabú o desconocidos, como la homosexualidad, tema sobre el que profundizó especialmente y que lo llevó a crear la famosa Escala de Kinsey, entre otro muchos aportes. También fundó el Instituto de Investigación Sexológica de la Universidad de Indiana (Kinsey Institute for Research in Sex, Gender and Reproduction), que sigue en funcionamiento y ofrece estudios superiores. Kinsey murió el 25 de agosto de 1956, a la edad de 62 años, afectado de neumonía.

El informe Kinsey marcó un hito en cuanto al estudio y avance en la investigación en el campo de la sexualidad, ya que fue la primera vez que se hablaba en términos científicos de los hábitos sexuales de la población estadounidense.

El estudio fue de carácter sociológico, analizando un amplio abanico de actividades y conductas sexuales en un gran número de personas. Los datos obtenidos de las entrevistas fueron tratados y analizados siguiendo métodos cuantitativos estadísticos. Esto hizo que la publicación posterior de los dos libros, fuese vista como una fuente de información fiable y objetiva sobre el comportamiento sexual de la sociedad americana. Obviamente despertó tanto el interés y como la polémica. Conducta sexual en el hombre (1948) a pesar de ser un libro de más de 800 páginas, de contenido científico (gráficos, estadísticas, etc) y un lenguaje un tanto complejo, el libro tuvo un gran éxito, convirtiéndose en todo un ‘best-seller’ hace más de medio siglo. Se puso a la venta en enero de 1947 y en marzo, ya había vendido más de 200.000 ejemplares. Muestra del estudio.

Administración AVENes

Anuncios