Grisexualidad : ¿Cómo se siente la atracción sexual?

Grisexualidad : ¿Cómo se siente la atracción sexual?

 

Desde los 19 a los 24 años estaba totalmente segura de mi Asexualidad, muy segura de haber sentido atracción estética, afectiva y algo similar a la romántica, intelectual, admirativa y hasta sensual, pero jamás había surgido ese “melofo” (Si no conoces el meme de Julio Iglesias: “me lo follo / me la follo”).

Cuando veía a una persona me atraía estéticamente, era algo que podía contemplar, algo que observar como las estrellas, las nubes, podía estar ahí, a la distancia. Cuando sentía atracción sensorial eran unas ganas de abrazar a la persona, tomarla de la mano para caminar y ya, no había nada más allá… hace poco viví una relación con un alosexual que sentía única y exclusivamente atracción sexual por mí, decía que no podía resistirme, y varias personas antes que él me lo habían dicho, sin embargo, era la primera vez que lo podía corresponder.

Disfrutaba del sexo, sin duda, mi relación con el alosexual estaba basada en ello, era placentera, me gustaba el contacto con él porque sentía algo similar a la atracción romántica, pero menos fuerte, por lo que tenerlo cerca era una sensación agradable, sin embargo, conforme avanzaba la relación me quedaba claro que mi deseo de estar con él no era impulsado por una atracción sexual, ni siquiera una secundaria, sino porque era un modo de estar juntos, él impulsado por convivir por la atracción sexual que sentía por mí, y yo impulsada a participar en la actividad asexual por el cariño (atracción que mutaba de afectiva a romántica) que sentía por él. No, eso no me vuelve demisexual, puesto que no me “calentaba” por él, sino que a través del sexo expresaba mi sentir.

act-1447861_960_720

Ya tenía la duda, sumada a que hace algunos años practiqué algo de tantra con una persona que reconcilió a mi cuerpo, aunque no tengo la capacidad de llegar al orgasmo, sí tengo la capacidad de sentir placer. Mis razones para participar en actividades sexuales han ido desde curiosidad , la competencia, el placer, la diversión, vivir una experiencia, expresar un sentimiento, o por groupie, nunca me había movido la atracción sexual… hasta que lo conocí.

Un día llegó una invitación a mi perfil de un chico, por el cual obviamente sentí  FASCINACIÓN física, pero algo divertido, mirar sus fotos, “qué guapo”, eso pensó el cerebro de entrada… hasta que él confesó también gustar de mí, en un modo intenso y puramente sexual, acostumbrada a  que sintieran eso por mí quienes me generaban algún tipo de atracción no me extrañó nada, acepté intercambiar fotografías (nudes) … me bastó ver su cuerpo para sentir una explosión desconocido hasta ese momento: me atrajo sexualmente.

Entre el lenguaje –único juego BDSM que permite ser aplicado a distancia, virtualmente- , el sonido de su voz, el movimiento de su cuerpo, por primera vez sentí el impulso, quería su cuerpo junto de mí y no de un modo sensorial, no, en un modo sexual, “melofo” pienso cada vez que miro un mensaje o una fotografía suya en mis redes sociales, cedo a todo con él, no hay una atracción romántica, pudiera ser ni intelectual ni afectiva , sólo una estética y sexual, que se sienten igual de poderosas que las otras.

Algo que tardé 25 años en sentir no me genera dudas, sé que  fluyo entre lo asexual y lo grisexual, eso no me quita ningún derecho, me da la capacidad de escribir de este lado y también del asexual, he vivido ambas experiencias. La atracción sexual es difícil de explicar, sólo encuentro un modo fácil con memes, cuando ves a la persona que te atrae sexualmente piensas “melofo” o en el perrito lamiéndose el hocico, es una reacción involuntaria en el pensamiento , algo que nace, no es malo ni bueno, solo es una reacción.

Anónimo, México

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por: Grisexy recién descubierta

Anuncios