Demisexualidad

Demisexualidad (del sufijo en inglés Demi-, «a medias», y del latín sexus «sexo») es un término acuñado por Asexual Visibility and Education Network (AVEN) se refiere a la atracción sexual exclusivamente hacia personas con las que previamente se han desarrollado lazos emocionales fuertes, estables y/o de cierta duración. Un demisexual puede ser arromántico, los lazos emocionales no están vinculados solamente al romance o atracción romántica. También es posible encontrar demisexuales poliamorosos.

Antes de que esto ocurra, el demisexual se comporta como un asexual e incluso puede llegar a identificarse como tal, muchos llegan a la comunidad creyendo que son asexuales y luego se dan cuenta que están dentro del espectro.

La demisexualidad puede referirse a cualquier tipo de fijaciones que se desarrollen en una atracción sexual secundaria hacia personas con las que se han construido estrechos vínculos amorosos, mientras que como atracción sexual primaria se manifiesta una aparente orientación asexual.

casal-1612464_960_720

Por lo tanto, una persona demisexual, se encuentra “a medio camino” entre alosexual y asexual. Sin embargo, este término no significa que los demisexuales tengan una sexualidad incompleta o a la mitad, ni tampoco significa que la atracción sexual sin conexión emocional sea requerida para una completa sexualidad.

Los demisexuales no se sienten sexualmente atraídos por un género u otro. Sin embargo, cuando se conectan emocionalmente con alguien más (si los sentimientos son de amor romántico o amistad profunda), el sujeto experimenta atracción sexual, pero únicamente hacia el compañero o compañeros específico.

La demisexualidad pertenece al espectro asexual, siendo también una parte de la gris-asexualidad.

Victoria Luna

Anuncios