La causa no es ajena o le pertenece a unos pocos; es la misma y nos pertenece a todos

Escrito por: Patricia.Gr

No solo son trolls

Muchas veces hemos notado como nuestra casa, así solemos llamar a los grupos activos, se nos llena de gente impresentable; hablamos de usuarios que toman nuestro trabajo a modo de chiste, o a la comunidad como centro de operación para el trolleo. Somos ese refugio que utilizan para parasitar, ocultar o descargar sus conflictos; trayendo consigo muchos problemas que nos colapsan (Discriminación, violencia, acoso, humillación, etc). Sí, a personas de su propio colectivo.

Atentar contra nuestra identidad

Algo por lo cual luchamos a menudo es contra la mala información que medios de prensa echan sobre el colectivo asexual y también sabemos que la llegada de ese tipo de usuario es parte de la misma ignorancia que nos arrastra. Ellos triplican la apuesta y traen consigo ideas dogmáticas de cómo debe formarse o componerse nuestro colectivo. Nuestro movimiento e construido desde la realidad que nos brinda los estudios sobre el colectivo y su comportamiento, los estudios se llevan a cabo para mejorar la visión de lo que somos una diversidad diversa.

stamping-3389455_960_7201

Traen consigo una visión rígida y moralista de los primeros años de un foro bizarro y elitista que no impulsaba la educación y mucho menos la visibilidad. Dentro de él no había temas serios sobre asexualidad, solo era la coletilla de la peña tóxica y clasista que le apetecía llamar la atención mostrando seudociencia y vinculando nuestra orientación a  la idea de religión y moral. No hubo contención, se expulsaba a los asexuales que no portaran la etiqueta de la sexo-negatividad y a todos los que impulsáramos la educación, la visibilidad y el activismo. Solo promulgaba el sectarismo asexual. No se puede visibilizar desde el caos y a ignorancia que ahí se imponía y que algunos administradores diversofóbicos favorecían.

¿Qué esperamos para el futuro de la comunidad? 

Tratar de entender que la causa no es ajena o le pertenece a unos pocos; es la misma y nos pertenece a todos. Que aquello que interesa no es una cara bonita o un saco de ego frente al reflector. Que se lucha por la visibilidad asexual y no por rendirte culto. Que el colectivo o el activista que no sepa compartir no merece llamarse «activista». Que la jerarquía es obsoleta si no hay un trabajo constante. Que somos uno y parte de la misma lucha.

Que la visibilidad se nutre de fuerza y sus pilares son la educación. Que hay que educarnos para educar. Que la educación se nutre de comunicación y aceptación de nuestras diferencias. Pretendemos generar contenido útil para crecer y con nosotros velar el crecimiento de aquellos que recién comienzan.