Formas de mirar

Anarquía Relacional, poliamor y arrománticos

En estos meses llegaron al grupo arrománticos, que se encuentra en facebook, algunas personas que creen que somos una comunidad perteneciente a esta corriente, no entiendo muy bien el motivo, ya que la anarquía relacional, el poliamor y el arrománticismo son tres cosas completamente diferentes y al leerlo te das cuenta. Un arromántico puede ser anarquista relacional, poliamoroso, una de ellas o ninguna.

Ambas posturas intentan romper el esquema monogámico y el gradiente entre relaciones en la sociedad actual (mismo valor para todas y cada una de nuestras relaciones).

El poliamor y la anarquía relacional están basadas en ideas. El arrománticismo es mi condición u orientación, no es mi elección ni muto, no hay cambio alguno. Si fuese mi elección caminaría con la norma, me evitaría el dolor de perder a quienes quiero por mi sentir. Los que vivimos el arromanticismo sabemos que no elegimos ser así, es parte de nosotros y nos acompaña desde jóvenes, por lo menos la mayor parte de los comentarios que leí y leo “Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto” algo como esta frase es la relación que tengo con mi condición, con ambas.

La anarquía relacional no es igual al poliamor, pero por lo que leí se encuentra fusionadas. Entiendo a la monogamia como una construcción social, algo que es posible romper por estructura de adquisición o haciendo presión para que este tipo de vinculo no sea el único aceptado por la sociedad.

Poliamor es un neologismo que significa tener más de una relación íntima, amorosa, sexual y duradera de manera simultánea con varias personas, con el pleno consentimiento y conocimiento de todos los amores involucrados.

Este tipo de amor puede ser romántico o no… dependiendo a quien involucre, de ahí me sale una pregunta ¿Qué es el romance? Ya que a mi entender las relaciones son construcciones, pero sin embargo hay tanto adorno que no percibo en mi mundo y que me marcan que no lo experimento que sé que “el romance” no es parte de mi estructura funcional a la hora de experimentar un lazo.

El anarquismo relacional no es no tener compromisos, más bien, es crear nuestros propios compromisos, dentro de la libertad de elegirlos según el tipo de sentimiento que experimentemos y tratar a esas personas según nuestro criterio sin vernos influidos por unas reglas impuestas exteriores. Nadie nos pregunta si queremos gestionar nuestras relaciones de esa manera o no.
Como en esta imagen, según yo la interpreto cada color es un sentimiento que coincide en una serie de personas con las que nos relacionamos y muchos de estos tienen que ver con otros colores y se gestionan de formas parecidas pero sin llegar a ser lo mismo, e incluso con cada persona que conocemos podríamos tener un color

(Para todo tipo de relación, familiar también, el mismo valor)

Yo veo todo claro, no entiendo por qué la confusión. Sé que el arromanticismo aún tiene mucho para aclarar, hay arrománticos poliarrobativos, monoarrobativos, en fin, somos un mundo difícil de explicar y asimilar.

¿El arromántico está en contra del romance?

No todos los arrománticos fijamos posición política en ese asunto. Nosotros nos hacemos visibles desde un movimiento que expresa lo que sentimos, no estamos rotos, no somos robot. No necesitamos educarnos en el amor, amamos de forma diversa.

El arrománticismo es parte de nosotros, es lo que vivimos y experimentamos desde jóvenes, otra manera de mirar, un matiz diverso entre tanta diversidad. Decir que el arromántico es una elección es invisibilizarme e invisibilizar mi activismo.

 

Patriciagr

Anuncios