Reverencia, ética en el activismo y la visibilidad

Hace aproximadamente un año atrás me preguntaron cuánto cobraba por mi labor dentro de AVENes, aún estaba en la comunidad como administrador, puesto que me lo pusieron sin que lo deseara y a modo de conformarme, no soy tarada, guardo silencio hasta que exploto. Dentro de mis grupos y mi trabajo tengo prohibido aceptar o que se acepte dinero (nota de prensa, estudio, etc), no lo veo ético, yo, y creo que se pierde la base principal y el motor de mi activismo ¿No estamos acá para ayudar a otros?, no sé, me pregunto, ¿Cuándo una labor social pasó de ser “sin fines de lucro” a ser lucrativa para ciertos personajes?, no solo por dinero, va para la fama o notoriedad que te da salir en un medio de prensa; o colgarse de puestos jerárquicos y resaltar como un ilustre ante otros miembros ¿Esto estaba dentro del activismo y no lo vi, o es hoy?

black-and-white-2590418_960_720

Perdón si ofendo, hay cosas del medio social que no comprendo muy bien, mi psicólogo alude a que poseo una moral muy propia y muy compleja de romper. No la rompería, la considero sana y me gusta ver el activismo desde lo educativo y humano, dentro de mi activismo no hay fines de lucro, hay convicción propia y un servicio al otro. Yo quiero ayudar a los miembros de mi colectivo con un trabajo serio, educativo y humano, para mí el motor del activismo es solo una labor educativa y de concientización social, está vinculada al esfuerzo que cada asexual activista puede dar por el otro, no se quiere fama, no se desea jerarquía y menos lucrar con nuestra opresión ¿Lucrarías con las mierdas que vive tu colectivo? marginalidad, violación, abuso, violencia médica, burlas, discriminación ¿de verdad?

En ocasiones creo que preferimos cerrar los ojos a ver lo que nuestro colectivo padece, no lo sé, quizás si no hubiese pasado lo que pasé vería igual, estaría ciega tratando de ganar fama, aunque no diría nada bueno de mi ¿Estoy en un activismo ciego que no ve o que ve y solo piensa en él? ¿Se puede construir una visibilidad así? ¿A qué costo queremos competir como activistas? ¿Dentro del activismo puede haber competencia? ¿Dónde se pierde la humanidad y solidaridad? ¿Cuándo perdimos la ética?

En una sociedad de ciegos a mí me tocó ver, no perdamos lo verdadero, lo humano, no lucremos con nuestra historia. Muchas de esas cicatrices no cierran, siguen sangrando con el tiempo.

Patriciagr, activista

Anuncios