Bajo el paraguas; grisexualidad

Primero quiero remarcar que el “consenso” a la hora de tener sexo no es lo que los hace grisexuales, es la atracción que se ve involucrada, hablamos de “niveles” de atracción.

Los grisexuales y gris-asexuales no acaban de verse como los alosexuales, que representan el blanco, que son las personas que sienten atracción sexual con regularidad. Para poner algunos ejemplos, hay personas que solo sienten atracción sexual por cuestiones de correspondencia, reciprocidad, porque haya reciprocidad a nivel de sentimientos románticos, o de atracción sexual. Otros sólo experimentan atracción sexual a formar un fuerte vínculo, afectivo, intelectual, romántico, etc.

affection-1853532_960_720

Hablemos sobre demisexualidad

Existen términos que definen cada tipo de estos de grisexual. Hay otros que solo experimentan atracción sexual cuando un vínculo emocional fuerte se ha formado, esto es la demisexualidad. O sea, que la demisexualidad es un tipo de grisexualidad pero no es una orientación sexual. Uno diría: “Soy gris-heterosexual”, por ejemplo, o soy “demi-homosexual”, y es el homosexual o heterosexual lo que es la orientación pero el “demi” o “gris” indica algo más allá que hace que no se te considere dentro de lo que la sociedad esperaría de ti. Las circunstancias específicas pueden ser muchísimas circunstancias que se te puedan ocurrir. El caso es que solo dándose ese requisito exacto la persona va a sentir atracción sexual.

Los grises muy oscuros y el negro serían el espectro asexual. Hay grisexuales que están muy cerca de la alosexualidad y no se sienten identificados dentro del colectivo asexual. Es diferente el que está parado en la zona más oscura; imagínate el que ha sentido atracción tan pocas veces en su vida, de una forma tan excepcional, que se sienten que su etiqueta es asexual. Te daré algunos ejemplos:

  • Alguien que se activa cada 15 años al enamorarse o al establecer un lazo.
  • El que se activó luego de creer durante toda su vida que es asexual, hablo de alguien que a los 30 o 40 años de edad experimenta atracción sexual cuando nunca lo esperó.

No es que no tengan experimenten atracción sexual sino que es sumamente difícil que ocurra. Y al igual cuando ocurre es con menor intensidad a como lo siente un alosexual, o dura poco tiempo. Por ello, se identifica como asexual.

Eliot, asexual Madrid

 

 

Anuncios