Burlas y falta de compresión, cuando el entorno nos abruma

Cada vez siento más frustración al hablar de mi sexualidad con la gente, siento que me aíslo. No me gusta fumar la violencia que imparten.

La sociedad tiene la mente muy cerrada para conceptos nuevos, están tan limitados que me duele no poder hacer nuevos amigos, el no poder conocer gente nueva me cierra a una tipo de persona que no soy yo, antisocial. La típica broma que me espanta y me canso de escuchar es “¿Te gusta Demi Lovato?” o terminan concluyendo que soy lesbiana cuando no lo soy, preferiría ser lesbiana, la orientación está más visible que la nuestra y me traería menos complicaciones a la hora de conocer gente.

the-traffic-light-2157162_960_720

Explicar el concepto y que no se comprenda, estar muy cansado de las burlas, de la falta de compresión, que me traten de enfermo o retorcido, te frustra. Te cansa no poder ser vos y aparentar una “normalidad” que no es mía, soy el actor montando un libreto que no es mío.

A pesar de que lo resuma de la manera más simple y concisa, la gente que ve todo blanco o negro, no entiende la diversidad de un mundo lleno de colores y tonalidades. Creen que todo es moda o una forma de llamar la atención, que uno no tiene personalidad, ni carácter. En resumida cuenta terminan negando mi orientación.

Personalmente perdí la fe. Lo que no perdí es mi convicción de ser yo mismo.

L

Anuncios