Conducta sexual y asexualidad

Hablaremos sobre las dos posturas más buscadas dentro de Avenitas. El colectivo asexual es rico en diversidad. Un asexual puede estar envuelto o no en relaciones sexuales. Cada asexual comparte el no experimentar atracción por la persona, pero experimenta de forma diversa su orientación sexual, ya sea por hijos, para fortalecer el lazo con su pareja, ejercicio, una forma lúdica de ver o experimentar.

Prosexualidad 

Hay que decir que la persona que se identifica con la etiqueta asexual no siempre corresponde al comportamiento sexual real de quien porta dicha etiqueta. Al igual que existen personas que no han mantenido nunca relaciones sexuales, o bien las han mantenido en algún momento, pero por alguna razón han dejado de hacerlo y no por ello se auto definen como asexuales, del mismo modo el hecho de que una persona se sienta integrada dentro de la definición de asexualidad no implica necesariamente que no haya mantenido nunca relaciones sexuales o que no esté dispuesto a mantenerlas; ya sea por deseo de experimentar, por necesidad de sentirse “como los demás”, por tener una pareja alosexual a la que ama, explorar, familia, etc. Hay muchos de motivos por las cuales un asexual puede tener relaciones sexuales. En la conducta sexual de los individuos influyen diversos y muy complejos factores que actúan sobre este.

Tomemos en cuenta que un asexual es una persona que no experimenta atracción sexual “Atracción por el otro, por la persona” y no tiene que ver con el acto sexual en sí. La Asexualpedia deja claro” Los asexuales tienen diferentes actitudes hacia el sexo. Algunos sienten repulsión o aversión, no pueden lidiar con ello en absoluto. Les disgusta fuertemente o no quieren tener sexo. Algunos son totalmente indiferentes; no se preocupan de una forma u otra si lo hacen. No les gusta ni les disgusta. Es una actividad algo parecida a cepillarse los dientes. A algunos asexuales les gusta y lo disfrutan, ya sea por el placer físico o por disfrutar del placer de su pareja o sentirse emocionalmente cercanos a su pareja, incluso si ellos (los asexuales) no experimentan el orgasmo o llega a excitarse.

Los asexuales que gustan del sexo aún no son capaces de ver a otras personas y experimentar la sensación física o mental de deseo sexual por estas personas. Ellos solo disfrutan del sexo como disfrutan alguna otra actividad, disfrutan por lo que la actividad es, no con quien ellos lo hacen. La asexualidad es sobre atracción, no sobre comportamiento sexual.”

people-2561928_960_720

El prosexualismo o prosexo (sexpositive) es una postura respecto a la sexualidad que considera al sexo en forma positiva. Se podría decir que es la postura contraria a la antisexualidad. Se define antisexualidad a la creencia de que la sexualidad es algo malo o que podría ser evitado. Se distingue de la asexualidad en que la antisexualidad es una creencia; mientras que la asexualidad es una orientación sexual. También debe tenerse en cuenta que no todos los asexuales son antisexuales, ni todos los antisexuales son asexuales.

La mayoría de los asexuales en AVEN, lejos de ser antisexuales, toman el punto de vista de que el sexo, siempre que este sea efectuado de forma segura y consensuada, está bien. Paso a remarcar que la antisexualidad es una postura que yo no profeso. Yo soy sexopositiva; tendría relaciones sexuales si tuviera una pareja alosexual. La verdad es que no siento asco, tampoco odio, pero no experimento atracción sexual. También remarco que la atracción sexual no está ligada al gusto por las relaciones sexuales, tiene que ver con lo que la persona que amo me transmite. La atracción está ligada al otro, a lo que percibo de la otra persona.

En las páginas de AVEN, se puede leer que su fundación se debió en parte a las peleas entre una concepción de la asexualidad marcada desde la antisexualidad, tal vez, demasiado profunda. Esta idea era mantenida por algunos colectivos muy extremistas que no logran ver la diferencia entre condición e ideas personales relativas al tema sexual.

Algunos grupos asexuales queer en conjunto con activistas de los movimientos LGBTTIQ, abogaron por un enfoque sexopositivo. Ya que la asexualidad debe ser comprendida como una identidad flexible y diversa. Fue la mejor forma de separar idea de condición u orientación sexual. Recordemos que ante todo la comunidad AVEN internacional lucha para que la asexualidad sea reconocida como condición. Ningún asexual elige ser lo que es. Una idea se elige; pero no todos los asexuales compartimos la misma idea.

Antisexualidad 

La antisexualidad es la creencia de que la sexualidad es algo malo o que podría ser evitado. Se distingue de la asexualidad en que ésta es una creencia mientras que la asexualidad es una orientación sexual. También debe tenerse en cuenta que no todos los asexuales son antisexuales ni todos los antisexuales son asexuales.

La mayoría de los asexuales en AVEN, lejos de ser antisexuales, toman el punto de vista de que el sexo, siempre que este sea efectuado de forma segura y consensuada, está bien y es algo bueno que las demás personas hacen y que, simplemente, ellos no quieren verse involucrados en ello.

Razones para la antisexualidad

Algunos de los argumentos dados por la postura antisexual incluyen:

  • La sexualidad puede complicar las relaciones.
  • El sexo puede ser incompatible con la intimidad.
  • El deseo sexual puede hacer que las personas pongan los instintos primitivos sobre el intelecto (por ejemplo, las personas que tienen sexo casual sin protección a pesar de ser consciente del peligro de una enfermedad de transmisión sexual).
  • La sexualidad se afirma en la mente humana por la liberación de sustancias neuroquímicas equivalente a las drogas adictivas en el cerebro.
  • El deseo sexual puede hacer que las personas mientan y engañen con el propósito de tener relaciones sexuales.
  • La sexualidad puede llevar a la discriminación, basada en las percepciones de la inmoralidad sexual y la intolerancia de ciertas preferencias sexuales.
  • El deseo sexual puede ser una falsa suposición forzada por la sociedad, por lo tanto uno puede que necesite mirar como la sexualidad propia está ideológica e institucionalmente construida.
  • La sexualidad es complicada en comparación con su supuesto propósito. La variedad de orientaciones y de ejecuciones de las relaciones sexuales pueden ser demasiado confusas para ser prácticas.
  • Algunos antisexuales no hacen distinción entre consentimiento y coacción, viendo el sexo como significado de opresión.
  • Algunos antisexuales ven un vínculo entre la reproducción sin restricciones, el agotamiento de recursos y el deterioro del medio ambiente. Esta es una posición ideológica conectada con la ecología profunda y que algunos llaman ecofascismo.
  • Algunos antisexuales argumentan que la maternidad es una construcción usada para subyugar a la mujer, por lo tanto ellos se oponen a la procreación. Esto también es un argumento usado por los defensores pro-célibe.
  • La implacable búsqueda de sexo es nihilista.

Argumentos en contra de la antisexualidad

Algunos de los argumentos en contra de la postura antisexual incluyen:

  • La sexualidad aún es la forma más fácil para los humanos de reproducirse.
  • Muchas personas tienen fuertes impulsos a expresarse sexualmente. Esperar que abandonen toda la sexualidad puede ser irrazonable o incluso algo dañino. Es parecido a esperar a que un asexual tenga sexo cuando ellos no quieren hacerlo, o que un homosexual se convierta en heterosexual.
  • Muchas personas experimentan fuertes emociones durante el sexo que los hace sentir más cerca de sus parejas, especialmente cuando el sexo es efectuada de forma segura, con consideración y enlazado a un compromiso.
  • Aunque las cosas malas (tales como la mentira y la violencia) son a veces hechas en nombre del sexo, esas mismas cosas son también hechas por otras razones (tales como el poder o la búsqueda de ganancias monetarias). Por lo tanto, el sexo no es el culpable aquí.
  • La discriminación basada en la preferencia sexual no es causada por la sexualidad en sí misma sino por la estructura social alrededor de ésta.
  • Demonizar la sexualidad natural conduce a más discriminación sexual en vez de disminuirla.
  • Lejos de ver el sexo y la procreación como signo de opresión, muchos feministas ven las restricciones en el sexo y la procreación como signo de opresión ya que muchas mujeres desean el sexo.

Asexualpedia