Conceptos claves sobre asexualidad

Asexualidad

La asexualidad no es una elección, las orientaciones no se eligen, una orientación se descubre. Un asexual puede ser virgen o activo sexualmente. No experimentamos atracción sexual por la persona. Conducta y atracción no es lo mismo. No es un género, no es un trastorno. Si no te quedó claro, hay mucha diversidad dentro de la comunidad asexual. La asexualidad es una orientación sexual, en donde la atracción sexual no se dirige a ninguna persona pero vivimos una sexualidad propia de nuestra orientación. Lo único que nos hace asexuales es “no experimentar atracción sexual por la PERSONA”.

Nota de AVENes: En la cultura hispanohablante se emplea muchas veces la expresión atracción emocional como sinónimo de atracción romántica. Sin embargo, a veces la expresión atracción emocional puede utilizarse con un sentido más amplio que abarca la atracción afectiva no romántica. De hecho, en el anglófono de AVEN suelen utilizar la expresión como sinónimo de atracción afectiva no romántica, por lo que el término puede dar lugar a equívoco. Además, algunas personas cuyo idioma nativo sea el español también pueden no ver necesidad de que una atracción emocional conlleve querer una relación romántica con alguien en concreto.

Atracciones

El asexual puede experimentar otras atracciones:

Estética

Algunos asexuales reconocen una atracción hacia otras personas que no está unida a ningún deseo hacia ellas, ni sexual ni romántico. Ellos simplemente aprecian su apariencia. Esto se denomina atracción estética porque se considera similar a otros deseos estéticos como el deseo de seguir escuchando una buena canción o contemplando un precioso atardecer.

Es posible definir la atracción estética como una subdivisión de la atracción sensual ya que el hecho de observar la apariencia o el comportamiento de otra persona se puede considerar como un tipo de placer que implica el sentido de la visión o en ocasiones del oído. Algunos asexuales rechazan el concepto de atracción estética por la misma razón que rechazan el concepto de atracción sensual. Sienten lo mismo hacia objetos inanimados y otras cosas por las que generalmente no consideran que se sientan atraídos.

Romántica 

La atracción romántica es la sensación que en las personas genera el deseo de una relación romántica con otra persona concreta.

Muchas personas asexuales sienten atracción romántica aunque no sientan atracción sexual. A veces esta atracción romántica está dirigida hacia un género específico, lo que proporciona a los asexuales que la experimentan la noción de “orientación romántica” y que es diferente de su orientación sexual. Otros asexuales no sienten atracción romántica y se consideran asimismo arrománticos además de asexuales. Como se menciona en el apartado Sobre arromanticismo de las Preguntas Frecuentes, no todos los arrománticos son asexuales, hay mucha diversidad entre sus orientaciones sexuales al igual que la hay entre las personas que sienten atracción romántica.

Lo que realmente constituye una relación romántica o atracción romántica es difícil de definir y algunos asexuales rechazan la dicotomía romántico/arromántico. Algunos definen el acercamiento a una persona en base a una pareja o una comunidad. La intimidad basada en una pareja tiene lugar entre dos personas concretas sea o no esta pareja romántica en un sentido sexual tradicional. La intimidad basada en la comunidad tiene lugar en un grupo superior a dos personas. Aquellas personas que dependen de la intimidad basada en la comunidad no necesitan emparejarse, lo que no implica que ellos sean menos capaces de formar intensos vínculos emocionales con otros.

Sensual

Algunos asexuales manifiestan un deseo de realizar actividades sensoriales (que no sexuales) con cierta gente, en especial en relación con la sensualidad táctil como pueden ser, por ejemplo, los abrazos. Este tipo de experiencias pueden clasificarse como atracción sensual o sensorial.

Algunos asexuales no están de acuerdo con esta clasificación ya que ellos también pueden conseguir un placer sensual mediante objetos no humanos como almohadas, pinturas o mascotas por los cuales no se consideran atraídos. Es también difícil de distinguir completamente las actividades sensuales de las sexuales en una relación, especialmente entre las personas alosexuales (personas que experimentan atracción sexual).

Intelectual

Atracción hacia la mente, el intelecto, el conocimiento, la habilidad, el dominio profesional u otras facultades cognitivas de alguien. La atracción intelectual puede coexistir con otras formas de atracción o puede ser la única forma de atracción presente en una relación particular, como entre dos compañeros de trabajo o entre un mentor y su pupilo, etc.

Espectro asexual

Grisexual

Personas que experimentan atracción sexual solo bajo unas limitadas y especificas circunstancias u ocasiones. Algunas personas que podrían pertenecer de forma técnica al área gris eligen identificarse como asexuales ya que es más fácil de entender. Por ejemplo, si alguien ha experimentado atracción sexual una o dos breves, fugaces ocasiones en su vida, podrían preferir llamarse a sí mismo asexual puesto que no merece la pena la molestia de tener que explicar estas una o dos ocasiones a todo el mundo que pregunta por su orientación. Es una persona en el área gris entre alosexualidad y asexualidad.

A la grisasexualidad también se le puede añadir una orientación de género a la etiqueta, como “gris-heterosexual”.

Demisexual

Una persona que siente atracción sexual solo hacia personas con las cuales mantiene una relación cercana, frecuentemente romántica. Un demisexual es una persona que no experimenta atracción sexual a menos que forme una fuerte conexión emocional con alguien.

Es vista más habitualmente en relaciones románticas pero de ninguna manera confinada a ellas. El término demisexual proviene de una identidad que se encuentra “a medio camino” entre alosexual y asexual. Sin embargo, este término no significa que los demisexuales tengan una sexualidad incompleta o a la mitad, ni tampoco significa que la atracción sexual sin conexión emocional sea requerida para una completa sexualidad. En general, los demisexuales no se sienten sexualmente atraídos por un género u otro. Sin embargo, cuando un asexual se conecta emocionalmente a alguien más (si los sentimientos son de amor romántico o amistad profunda), el demisexual experimenta atracción sexual y deseo pero únicamente hacia el compañero o compañeros específicos.

Cuando la demisexualidad es descrita a los sexuales como una condición, frecuentemente la confunden con una admirable elección más que como una condición innata. Los demisexuales no eligen abstenerse, simplemente tienen una falta de atracción sexual hasta que se forma una relación cercana. La demisexualidad se encuentra a veces en el espectro de la gris-asexualidad. La demisexualidad difiere de la gris-asexualidad en que la demisexualidad es una identidad sexual específica entre “alosexual” y asexual, mientras que “gris-asexualidad” es un término altamente inespecífico que es utilizado para cualquier cosa entre “alosexual” y “asexual” que no encaje en otras categorías.

Asexualpedia

 

Anuncios