Soy demisexual | La Disidencia

La siguiente entrevista fue utilizada por periodistas de La Disidencia, canal periodístico dentro de Youtube destinado a informar sobre sexualidad, amor y derechos.

Un formato de El Espectador, medio de comunicación de Colombia, para hablar de diversidad sexual.

Activista entrevistada:  Ana Sol

¿Es la demisexualidad una orientación sexual?, ¿qué significa ser demisexual?

La demisexualidad es definitivamente una orientación sexual. Lejos de lo que muchas personas creen debido a la desinformación que hay sobre el tema, nada tiene que ver con una decisión o estilo de vida, moda adolescente o vuelta a los valores (desde el sentido de la moralidad misma). Tampoco tiene relación con “esperar a la persona indicada”, ni mantener un celibato hasta el casamiento: eso sí sería una decisión de vida, muy respetable, pero una orientación sexual no es algo que se elija, ni que se pueda cambiar o curar.

Para entender a la demisexualidad primero tenemos que hablar un poco sobre el espectro asexual porque la misma es parte de dicho espectro. Las personas pueden tener LÍBIDO, es decir, ganas fisiológicas o pulsión por tener sexo, esto responde a temas hormonales y puede verse condicionado por la psiquis (por ejemplo, a las hembras nos aumenta la líbido en los días periovulatorios). A su vez, las personas además pueden tener DESEO SEXUAL que es ni más ni menos que ese deseo por la práctica de actividades sexuales sean éstas con un otre, con un juguete sexual o con une misme; que muchas veces se ve disminuido por estrés, cansancio, etc. Y por último, no por eso menos importante, la piedra angular de la cuestión, las personas pueden o no experimentar ATRACCIÓN SEXUAL por otras personas y es aquí donde quiero detenerme:

● Aquellos que experimentan atracción sexual por un otre, que pasaremos a llamar ALOSEXUALES (o todos sexuales) son quienes pertenecen a las orientaciones heterosexual, homosexual, bisexual y pansexual.

● Y quienes sienten poca o nula atracción sexual hacia otras personas se consideran como parte del ESPECTRO ASEXUAL.

Como si fuera una escala de grises, hay quienes se ubicarían en el extremo blanco de la escala (alosexuales) y quienes se ubicarían en el extremo negro de la misma (quienes no experimentan atracción sexual hacia un otre).

¿Qué sucede con los grises de esta escala que se ubican entre el sentir atracción sexual y no sentirla?

Los GRIS-ASEXUALES son parte del espectro asexual y se ubican en esta parte media. Son personas que experimentan atracción sexual hacia otra persona pero solo en contadas ocasiones (poco frecuentemente), con poca intensidad como para actuar al respecto o bajo ciertas circunstancias.

La Demisexualidad entraría en este último grupo: perteneciente al espectro asexual, más específicamente al área gris del espectro, los demisexuales solo sentimos atracción sexual hacia une otre bajo la circunstancia de haber logrado una conexión emocional que despierte dicha atracción para con la otra persona.

¿Pero qué sucede con el deseo sexual y la líbido?

Al igual que en todas las orientaciones sexuales habidas, hay personas que tienen mayor o menor líbido y/o mayor o menor deseo de practicar actividades sexuales. Tanto la líbido, el deseo sexual y como así también el comportamiento / prácticas sexuales de las personas no definen las diferentes orientaciones sexuales, por eso es que nos centramos en el componente ATRACCIÓN al hablar de Demisexualidad.

Pero para poder entender aún más a la demisexualidad como orientación, tenemos que explicar que la atracción sexual en las personas puede ser basada en la información disponible al instante del otre (como su apariencia, su olor, forma de vestir, caminar, tono de voz, etc) la que pasaremos a llamar ATRACCIÓN SEXUAL PRIMARIA y, por otro lado, hay una atracción sexual que se desarrolla con el tiempo, en función de la relación y la conexión emocional de una persona con la otra a la que vamos a llamar ATRACCIÓN SEXUAL SECUNDARIA.

Los demisexuales no experimentamos atracción sexual primaria pero sí atracción sexual secundaria, es decir que aquello que puede llegar a despertar en nosotros atracción sexual más que el atractivo físico o esa información que tenemos de inmediato de la persona es aquello que se desprende de la relación que tenemos con une otre: la conexión emocional, la confianza, la intimidad en el trato con el otre, compatibilidades, cariño, etc. Eso no significa que seamos ciegos, podemos reconocer que una persona es bella estéticamente pero no sería eso lo genera atracción sexual como para poder llegar a algo más. Y, sobretodo, eso no significa que toda persona con la que lleguemos a tener una relación personal profunda o ampliamente emotiva nos despierte sexualmente o nos atraiga (sino andaríamos con ganas de tener relaciones sexuales con todes les amigues!!!).

¿Tengo que vincularme con alguien para tener relaciones sexuales o se trata solo de tener confianza?

Acá no estamos hablando de “tener relaciones sexuales” porque eso sería parte de querer juzgar o encasillar en etiquetas el comportamiento sexual de las personas. Sería el equivalente a encasillar a un hombre heterosexual como gay porque le gustan las prácticas sexuales anales con su mujer, no me parece lo correcto. Además hay personas que tienen relaciones sexuales por múltiples motivos como saciar su líbido, porque les es divertido, para encajar socialmente (algo que no recomiendo), etc.

Lo que sí es verdad es que cualquier persona demisexual necesita para que alguien le atraiga sexualmente algún tipo de conexión emocional. Somos el típico caso de las personas que en la adolescencia no nos despertaba sexualmente el actor o cantante de moda y por eso no empapelábamos con sus posters toda la pieza! (o si lo hacíamos era solo porque admirábamos su arte y no por cómo lucían).

¿Qué es un vínculo emocional: pareja o amigo? ¿Tengo que amar a alguien para tener sexo? ¿Qué debo sentir exactamente?

Puede ser pareja, amigo… alguien al que empezaste a mirar con otros ojos! Se empieza a dar esa química…Habrá quienes necesiten estar profundamente enamorados, quienes les baste un metejón (creo que los jóvenes de hoy en día le dicen crush). Cada experiencia es única y depende de quien la vive.

En este vídeo respondemos algunas de las preguntas más frecuentes: ¿Cómo sé si soy demisexual? ¿Adiós al sexo casual? ¿Ser demisexual es lo mismo que ser asexual? ¿Me cuesta conseguir pareja?

¿No puede una persona demisexual tener sexo casual con alguien que acaba de conocer en una noche de discoteca?

Volvemos a lo mismo… como poder, puede!

La orientación no se define por el comportamiento. Capaz tiene alta la líbido, deseo sexual y no le preocupa que el otre no le atraiga, solo le parece divertido tener sexo. Igualmente creo que entre los demisexuales se da en menos cantidad esta situación.

Si soy demisexual, ¿significa eso que soy asexual?

Significa que sos del ESPECTRO ASEXUAL. Quienes no pertenecen a este espectro son los alosexuales quienes experimentan atracción sexual primaria y secundaria de igual manera, es más, la toman como un todo sin darse cuenta que primero la persona les atrae físicamente y luego su personalidad, la conexión y relación que desarrollan juntes, cómo les hace sentir el otre, etc.

¿No viven los demisexuales una vida sexual plena? ¿Nos hace menos sexuales que los demás?

Las orientaciones sexuales, sean cuales sean, no hacen sentir menos plena a la persona que las vive; aquello que genera disrupción, malestar, síntoma, sensación de no encajar es obligarse a vivir en la heteroamatonorma en donde se concibe una sexualidad que se da por sentada y obligatoria en todas las personas. ¿Capaz seamos menos sexuales que el resto?, ¿Capaz no?… No nos sentimos menos plenos o realizados por ello. Creo que eso de tener que sentirte pleno o realizado es un mandato cultural en que la vida se ve bajo una lupa “productivista”.

¿Tienen los demisexuales menos parejas en su vida? ¿Cuesta más encontrar pareja?

Puede ser que cueste más encontrar parejas pero también es en parte porque somos una minoría, hay mucho desconocimiento, eso asusta a quien se topa con un demisexual y porque a la sociedad le cuesta cambiar el chip para con las minorías.

¿La demisexualidad se refiere únicamente al hecho de que debe existir un vínculo afectivo para el sexo o también para besar, por ejemplo?

Preguntarse por el besar y ponerlo de esa forma bajo una lupa es lo mismo que juzgar un comportamiento para ver si encaja o no en una etiqueta.

Uno puede besar por tantos motivos sin necesidad de buscar lujuria en el acto. Puede besar porque le tiene cariño al otro, porque le gusta esa clase de demostración de amor, como una forma de comunicación, porque le gusta lo que se siente practicando un beso, etc. Hay quienes llegamos a besar para ver si finalmente nos pasaba algo con el cuerpo del otro, si llegábamos a experimentar eso que tanto te contaban tus amigas, para encajar, etc.

¿Cuánto tiempo se tarda en establecer un vínculo afectivo con otra persona? ¿De qué factores depende?

Depende de cada une! Si están buscando “la receta” para poder abordar a un demisexual, quiero decirles que NO EXISTE!! No hay algo que curar o que se nos lo quite haciendo tal o cual cosa.

Sería cómo preguntarle a alguien:

“¿Cuánto tardás en hacerte mejor amigue de ese compañere de trabajo que se sienta al lado tuyo?”

Eso dependería de múltiples factores, como todas las relaciones interpersonales. Capaz nos sentemos une al lado del otre hasta mi jubilación y nunca lleguemos a ser tan amigues, quedemos apenas en compañeres.

¿Qué recomendaciones le harías a alguien que está saliendo con una persona demisexual?

Que no presione al otre en nada, que respete sus tiempos. Que ojalá pueda entender que esto es una orientación sexual y lo que se desencadene de la relación no es culpa de ninguno de los
dos.

¿Y qué le recomendarías a una persona demisexual cuando salga con otra persona?

Que no se deje presionar, que no le debe nada a nadie (y menos sexo), que no existe aquello por lo que debés cumplir para con el otro. Que es preferible terminar la relación de raíz si esto no se entiende. Que no sirve de nada presionarse a encajar, hay que aprender a quererse y aceptarse como uno es.