¿Cuál es el vínculo entre la depresión y la orientación sexual?

Autor: Francis Kuehnle

Traducción: Ana García

Las personas que forman parte de las comunidades LGBTQIA + tienen más probabilidades de experimentar síntomas de depresión debido a la opresión y la discriminación. Estos factores pueden surgir en la escuela, en el hogar y dentro de sus comunidades más amplias.

Este artículo discutirá las estadísticas sobre la depresión entre las comunidades LGBTQIA +, dónde encontrar apoyo y la prevención del suicidio.

Estadísticas de depresión LGBTQIA +

La depresión es una de las afecciones de salud mental más comunes que desarrollan las personas en los Estados Unidos. En 2017, los profesionales de la salud mental diagnosticaron depresión en aproximadamente 17,3 millones de adultos y 3,2 millones de adolescentes.

Las personas que forman parte de las comunidades LGBTQIA + tienen casi el doble de probabilidades de desarrollar ansiedad y depresión que las personas de la población general. También tienen más riesgo de comportamientos suicidas y autolesiones que aquellos que son cisgénero y heterosexuales.

Jóvenes LGBTQIA + en la escuela

Los jóvenes LGBTQIA + pueden experimentar abuso y discriminación durante sus años escolares, tanto por parte de otros estudiantes como del entorno escolar en general.

Un informe de 2013 de Gay, Lesbian & Straight Education Network (GLSEN) afirma que:

  • Más de la mitad de los estudiantes LGBT+ se sienten inseguros debido a su orientación sexual y más de un tercio se sienten inseguros debido a su expresión de género.
  • Un tercio de los estudiantes LGBT+ pierden al menos 1 día de clases al mes debido a que se sienten inseguros.
  • Más de la mitad de los estudiantes LGBT+ escuchan comentarios homofóbicos o comentarios negativos sobre la expresión de género del personal de la escuela.
  • Alrededor del 74% de los estudiantes LGBT+ experimentan acoso verbal debido a su expresión sexual o de género, más de un tercio experimenta acoso físico y el 16% experimenta agresión física.
  • Alrededor del 60% de los estudiantes LGBT+ que informaron incidentes dijeron que el personal de la escuela no hizo nada en respuesta.
  • Más de la mitad de los estudiantes LGBT+ experimentan personalmente políticas o prácticas discriminatorias, como no poder ser públicamente afectuosas o no poder llevar a personas del mismo sexo a bailes y funciones.

Los estudiantes LGBTQIA + tienen más de tres veces más probabilidades de faltar a la escuela debido a la discriminación y el abuso que los estudiantes que no experimentan ninguna opresión.

Los mismos estudiantes también tienen más probabilidades de tener promedios de calificaciones más bajos y es menos probable que busquen una educación postsecundaria. Los jóvenes LGBTQIA+ que experimentan discriminación y abuso también son más propensos a tener depresión y menor autoestima.

Las escuelas pueden mitigar el impacto de la discriminación y el abuso en los estudiantes LGBTQIA+ mediante la implementación de políticas que prohíban la discriminación y la creación de grupos de apoyo, como las alianzas de homosexuales heterosexuales.

Algunas otras formas en que las escuelas pueden apoyar a los jóvenes LGBTQIA + incluyen:

  • Fomentar el respeto e implementar políticas anti-bullying.
  • Crear espacios seguros donde los estudiantes puedan recibir apoyo del personal escolar.
  • crear oportunidades para que los estudiantes formen grupos de apoyo, como alianzas de género y sexualidad
  • Incluir educación sexual LGBTQIA+ en el plan de estudios escolar.
  • Brindar apoyo LGBTQIA+ y capacitación en sensibilidad a todo el personal escolar.
  • Ofrecer acceso a servicios comunitarios LGBTQIA+ que brindan asesoramiento, apoyo psicológico, de salud y social.

Ayuntamiento de Healthline Live: edición de políticas de atención médica

Pregunte a los expertos sobre el futuro de la atención médica en un Live Town Hall organizado por nuestro sitio hermano, Healthline, que presenta a expertos en políticas de atención médica y defensores de los pacientes.

Depresión, Hombre, Tristeza, Emociones
Jóvenes LGBTQIA + en casa

Muchos jóvenes LGBTQIA + no se sienten capaces de revelar su orientación sexual o identidad de género a sus padres o cuidadores. Algo de esto se debe al miedo al rechazo, que puede incluir la falta de vivienda.

Según un estudio de 2016 , alrededor del 40% de los jóvenes sin hogar son LGBTQIA+, lo que puede sugerir que algunas familias cortan el contacto y el apoyo a sus hijos si revelan su orientación sexual.

Además, los jóvenes LGBTQIA+ que experimentan el rechazo de su familia tienen más riesgo de depresión, ansiedad y tendencias suicidas.

Los jóvenes LGBTQIA+ que informan a su familia sobre su orientación sexual reportan más abuso verbal y físico por parte de sus familias que aquellos que no revelan su orientación sexual. Los jóvenes que experimentan el rechazo de su familia también tienen más probabilidades de informar sobre tendencias suicidas y depresión clínica.

Hay varias formas en que los padres y cuidadores pueden fomentar un entorno de apoyo para los jóvenes LGBTQIA +. Pueden hablar y escuchar a sus hijos en casa para que se sientan seguros y cómodos hablando sobre cualquier discriminación y abuso que experimenten en otros lugares.

Los padres y cuidadores también deben conocer los recursos disponibles y los servicios de apoyo tanto para los jóvenes LGBTQIA + como para ellos mismos. Los recursos pueden ayudar a educar a las personas sobre los problemas que los jóvenes bajo su cuidado podrían enfrentar y brindarles consejos prácticos sobre cómo crear un entorno de apoyo y afecto.

LGBTQIA + adultos

Los adultos que forman parte de las comunidades LGBTQIA+ tienen más probabilidades de tener problemas de salud mental o abusar de sustancias que aquellos que no son LGBTQIA+. Según una encuesta , alrededor de 1 de cada 3 adultos LGBQIA+ experimenta problemas de salud mental, en comparación con 1 de cada 5 adultos heterosexuales.

Los adultos que son transgénero tienen más probabilidades de reportar angustia psicológica que la población en general. En la encuesta, el 40% de los adultos transgénero informaron que experimentaron angustia psicológica, mientras que solo el 5% de la población general de los Estados Unidos informó lo mismo.

La misma encuesta también encontró que el 40% de los adultos que son transgénero han intentado suicidarse en algún momento de sus vidas, mientras que menos del 5% de la población general de Estados Unidos informó haber intentado suicidarse.

Un estudio también encontró que el 15% de los adultos LGBQIA+ tenían un trastorno por abuso de sustancias o alcohol durante el año pasado, mientras que el 8% de los adultos heterosexuales informaron lo mismo.

Hay varios factores que contribuyen a que los adultos LGBTQIA + reporten casos más altos de condiciones de salud mental. Estos incluyen el estigma, la opresión y la discriminación.

Por ejemplo, después de que 16 estados aprobaron prohibiciones sobre el matrimonio igualitario en 2004-2005, hubo un aumento de más del 30% en las condiciones de salud mental entre las personas LGBQ+, en comparación con una disminución del 20% en los estados que no aprobaron estas prohibiciones.

Del mismo modo, las personas transgénero que viven en estados que no tienen entornos amigables LGBTQIA+ experimentan más discriminación. También son más propensos a tener problemas de salud mental y tendencias suicidas.

Los adultos LGBQ que viven en comunidades que tienen más probabilidades de discriminar y oprimir a los de las comunidades LGBTQIA + también tienen una reducción en su esperanza de vida. Específicamente, algunas investigaciones estiman que, en promedio, sus vidas son 12 años más cortas que las de los adultos LGBQ+ que viven en comunidades con menos prejuicios.

Los adultos transgénero que viven en estados amigos LGBTQIA+ tienen menos probabilidades de tener tendencias suicidas que aquellos que viven en estados con entornos opresivos y discriminatorios.

Jóvenes LGBTQIA +

Los recursos para jóvenes LGBTQIA+ incluyen:

Resumen

Las personas LGBTQIA+ tienen más probabilidades de desarrollar afecciones de salud mental como depresión y ansiedad. También es más probable que consideren e intenten suicidarse.

Los jóvenes pueden sufrir discriminación y abuso en el hogar y en la escuela. Los adultos pueden experimentar opresión en la comunidad en general y pueden desarrollar problemas de salud mental debido a las políticas y la discriminación en todo el estado.

Las personas pueden comunicarse con los servicios de apoyo LGBTQIA+ o la Línea Nacional de Prevención del Suicidio para obtener apoyo y asesoramiento.