‘Esperaba poder reprimir mi asexualidad’

Escrito por: Sofía Smith

Traducción: Victoria Luna

Alice, de 23 años, de Northamptonshire, es una defensora de la salud mental que se identifica como asexual heteroromántica. «Nunca había oído hablar del término ‘asexual’ hasta que estaba en biología de GCSE cuando aprendí sobre el ciclo de vida de las plantas y cómo logran reproducirse por sí mismas.

«Entonces no volví a escuchar el término hasta que tuve 17 años. Estaba involucrada con un chico por primera vez que quería participar en mucha actividad sexual, como lo haría cualquier adolescente. Debería haberme emocionado, pero en vez de eso sentí nada excepto, tal vez, repulsión.

«Fue un momento tan confuso. No tenía idea de por qué me sentía así. Así que después de mucho tiempo encontré los términos demisexualidad y asexualidad. Hasta ese momento, solo sabía sobre homosexualidad, bisexualidad y pansexualidad.

«Después de darme cuenta de mi asexualidad, me sentí completamente perdido: no creía que tuviera la oportunidad de encontrar el amor si no podía participar en la actividad sexual. La sociedad me había condicionado para pensar que los dos iban de la mano. -en mano.

«Pasé dos años obligándome a participar en actividades sexuales sintiéndome completamente incómodo y completamente disgustado conmigo mismo con la esperanza de poder reprimir mi asexualidad y ‘superarla’.

«Conocí a mi prometido en un pub a través de amigos en común. [Más tarde] en la casa de nuestros amigos un día, sentí que era el momento adecuado para comenzar una conversación sobre que era asexual.

«Tuve cuidado de observar su reacción, ya que había tenido todo tipo de reacciones en el pasado, predominantemente negativas. Estaba en estado de shock y un poco confundido, pero lo que me gustó fue su honestidad y su mente abierta. Expresó que él No podía decir que no sería un problema para él en el futuro, pero a partir de ese momento, le gusto por mí.

«Hemos hecho videos de YouTube juntos donde hablamos sobre nuestra relación. La honestidad es la clave absoluta para una relación allo/ace exitosa. Hemos hablado sobre todo tipo de cosas relacionadas con el sexo y los límites. Nada está fuera de los límites. No hay juicio. , pero tampoco hay presión.

«Tenemos relaciones sexuales, sin duda con menos regularidad que algunas parejas y fue una situación difícil de manejar, pero es por eso que las conversaciones abiertas sobre la sexualidad son importantes.

«Algunos días siento repulsión por la actividad sexual y me asustaría si tuviera que pensar en ello. Algunos días estoy completamente insensible y estoy feliz de participar en ella para complacer a mi pareja.

«He tratado de explicarle que si bien no siento placer sexual, hay una satisfacción emocional al saber que él obtiene placer de ello.

«Mi pareja me hace sentir a gusto.

«Tienes que hablar de eso antes de meterte en la cama. Es algo enormemente vulnerable ser así con alguien. 

«El sexo sin amor existe, entonces, ¿por qué es tan difícil creer que el amor sin sexo también existe? Me enamoro y me rompe el corazón como cualquier otra persona».

«Todas las personas de las que me he enamorado, al principio no me atraían sexualmente»

Giovanni, de 37 años, de Londres, es un autónomo creativo y activista que se identifica como gay demisexual.

«Siento una conexión con alguien y luego se convierte en atracción, a diferencia de lo contrario.

«Necesito conocer a alguien un par de veces y sentirme cerca y cómoda. No pienso en ‘tres citas antes del sexo’.

«Todas las personas de las que he estado enamorado, no me atraían sexualmente al principio. Ese aspecto no existía en absoluto.

«No quiero decir que no me atrajeron, me sentí atraído por ellos, muy atraído. Fue un flechazo. Mostré todos los síntomas de un enamoramiento romántico. Pero el aspecto sexual aún no estaba ahí».

«Recientemente, alrededor del censo del Reino Unido, realmente quería marcar mi identidad de alguna manera en el censo. Dije en Twitter que sería bueno si las personas pudieran incluir que pertenecen a más de una identidad sexual, como gay y asexual. Recibí rechazo, todos de hombres homosexuales, y me sorprendió mucho la animosidad.

«La gente lo descartaba por completo como una identidad, o se quejaba de que cada preferencia ahora necesita su propia identidad.

«Algunas personas no entienden que puedes ser gay y asexual. Les dije: ‘Pero puedes [todavía] desarrollar sentimientos románticos'».