«Mereces ser deseado»

Escrito por: Alicia. Ana. G

Un día como hoy salí del armario. Sé que en la comunidad asexual salimos de la cocina, hace unos años leí a una activista expresarse así. Salimos de la cocina comiendo una rebanada de pastel. Luego de mucho meditarlo mi esposo, llevamos siete años casados y cuatro más de novios, fue el primero en enterarse. Les cuento que él siempre aceptó mi «rareza» y prioriza muchas cosas antes que el sexo, como mi afecto y compañía, también somos un poco frikis y nos conocimos en un congreso de animé. Les voy a contar que lo tomó bastante bien y hasta creo que ya se lo esperaba.

Desafortunadamente luego me hice un planteo, si podía salir públicamente como asexy. No lo pensé tanto por mí, lo pensé más por él; ¿cómo sería visto? Quizás se sentiría avergonzado si la gente supiera que no estamos teniendo sexo de forma normativa o que no experimento atracción sexual por él. ¿Lo verían como poco hombre? ¿Se sentiría humillado? ¿Se burlarían de él? ¿Qué prejuicios le podría ocasionar? Por un lado me preocupo por mí, sería buenísimo salir del closet y demostrar que mi diversidad sexual es válida y que puedo amar, que mi marido me ama y puedo tener una familia como asexual. Por otro lado me preocupo por los prejuicios que le pueden caer a él, es la persona que amo, un buen amigo y compañero. Me siento muy afortunada de estar a su lado.

Gente, Hombre, Mujer, Pareja, Sosteniendo Las Manos

En la comunidad y fuera de ella, he visto las cosas horribles que los miembros del colectivo, casi todos antisexuales, les dicen a los alosexuales cuando descubre que están en pareja mixta. Algunos asexuales han perdido amigos por sus relaciones y la falta de comprensión en este tipo de relación. Muchos nos acusan de incompatibilidad o de causar un dolor infinito por nuestras diferencias. Incluso he visto llamar violador a nuestras parejas por no comprender que un asexual puede desear tener sexo, quizás no por no experimentar atracción, pero sí por nuestra libido o para compartir momentos. «Mereces ser deseado» y un montón de tonterías más que leí en twitter escrito por otros alosexuales. Las parejas de asexuales, especialmente los hombres, reciben una ración de mierda de mucha gente, asexuales y alosexuales por igual, ellos no se dan cuenta el daño profundo que puede ocasionar. Entonces, en este caso, pienso en mi esposo y en su salud emocional. Durante mucho tiempo me senté a considerar si hago bien en salir como asexual abiertamente y ante tamaños prejuicios pienso que no. No por él, no por mí y no por nuestra familia.

Pienso que cualquier estilo de relación poco convencional genera en la sociedad muchas preguntas incómodas, desagradables y degradantes. Nuestras parejas lo pueden pasar horribles. Invaden nuestra intimidad, invalidan nuestra relación, minimizan nuestro vínculo y lo llevan a una simple amistad. Tengo derecho a no querer que la gente se entrometa en mi familia, incluso no es de su maldita incumbencia preguntar, degradar, incomodar, desprestigiar a nuestros vínculos que tanto amamos y nos aman.

Yo recomendaría esperar a salir del armario. Amaría dejar de fingir y poner las cartas sobre la mesa, pero esta maldita sociedad que todo juzga me lo impide. Estoy en un matrimonio bonito, con alguien que me acepta y no le importa si no experimento atracción sexual por él porque entiende que nuestro amor es mucho más. Amarnos, apoyarnos y respetarnos mutuamente. Esas son las bases de nuestra familia y hoy elijo el bienestar de él.