Mi deseo es ser padre, cuando se confunde antinatalidad con asexualidad

Escrito por: Amalia. F 

Soy Amalia y tengo 25 años y hace un año, un tiempo largo, llegué a la definición de asexualidad. Busqué a través de google, siempre me vi extraña al resto de mis amigas, desde la adolescencia. En un primer momento sentí un fuerte rechazo e impacto que me congeló, hasta que entendí que existe y que formo parte de ella.

No llego sola, mi hija me acompaña, fue fruto de una relación que se frustró. Muchas situaciones hicieron tambalear la relación y todo se quebró. Fue una frustración muy profunda la que invadió. Me sentí identificada desde la primera definición, aunque la inseguridad y entender que mi orientación no es la que pensaba me hizo retroceder en buscar gente igual a mí.

Baby, Mother, Infant, Child, Female, Happy, White, Joy

Puedo definirme dentro de la asexualidad, heterorromántica; para ser más clara. A simple vista no me atrae nadie. Una conexión sentimental no me activa. El único hombre al que amé fue al papá de mi hija, pero solo me pasó una sola vez. Él me regaló a mi hija, el amor de mi vida, una personita que me regala su amor. Una parte de mí. No me arrepiento de haber tenido sexo para tenerla conmigo, siempre quise ser mamá y cuidar de mi propia familia.

Me topé con la indiferencia de algunos asexuales a los cuales les conté mi historia de vida; «si tienes hijos, entonces no eres asexual». Gente con prejuicios y carentes de empatía para entender mi situación. Sé que soy asexual, no necesito que ustedes me lo digan, ¿por qué un asexual debe limitar su vida y acallar el deseo por un hijo o una familia? ¿Dónde esté escrito? ¿Quién lo dice?

Algunos no saben acerca de esta orientación, algunos dentro de las comunidades tampoco, y es lindo que se vaya difundiendo así muchas personas no se sienten un «un bicho raro». Es difícil sentirse extraño dentro de la etiqueta «hetero», nunca la sentí mía del todo. Pertenezco a una etiqueta mal vista por la sociedad; tan incomprendida e invisibilizada.