Migrar para sentirnos en casa

Autor: Patricia. Gr

Cuando yo toqué por primera vez el foro no entendía por qué la gente prefería estar en Facebook que en él, luego me di cuenta la atmósfera tóxica, insegura e invisibilizadora que lo marcaba. No había control de los administradores, les chupaba un soberano huevo marcar faltas y dejaban que el insulto sea moneda corriente. Es más, cualquier insulto o amenaza que se sancione era vista como «un rechazo a la libre expresión del usuario». Así que los asexuales comenzamos a venir lentamente a Facebook y allí buscamos un nido inclusivo y sobre todo seguro.

A medida que llegamos, los trolls, vinieron con nosotros, ¿a quiénes van a molestar si en ese lugar ya drenaron lo poco bueno que se pudo construir?, el troll solo se nutre de lo malo. Genera un mal ambiente porque no puede con su vida. Muchos son personas encerradas en sus casas que tienen quinientas cuentas, nada de vida social y despliegan un virtuosismo que solo se queda en palabras adornadas.

Winter, Spacer, Para, In The Morning, Snow, Winter Mood

Otros son diversofóbicos que eligen ser asexuales en vez de aceptarse tal cual son y llevar una vida acorde a su sexualidad, limitados por su propia moralidad. También hay gente célibe e incels. Los administradores tratamos de crear herramientas a medida que las dificultades se presentan, siempre intentando mejorar la seguridad y el ambiente de nuestra comunidad, pero muchas veces se nos dificulta y hasta lo vemos agotador, tanto que debemos tomar cierta distancia de la actividad virtual. Hace unos cuantos años comenzamos a notar que algunos grupos se fueron apagando, quizás por usar la vieja metodología del foro, ese «todo vale» que no resultaba. Somos seres sociales que nos limitamos por reglas impuestas y algunos se extralimitan si no están las reglas de juego planteadas, no piensen dos veces en ponerlas. No vale todo, sobre todo cuando la irrespetuosidad y la violencia se apodera de él. Traten de brindar sitios seguros. No transformen sus grupos en un nido tóxico y sin control. El asexual quiere información, contención y un lugar seguro, uno donde sentirse cómodo y ya no escuchar negar su identidad sexual por su diversidad, ya sea por sexofavorable, sexonegativo, tener una familia, querer una pareja romántica.

Dos veces golpeados, sin lugares donde ser nosotros mismos. Muchas veces doblemente patologizados e incomprendidos. Ya sabemos lo que le sucedió al primer lugar que se supone nos daría visibilidad, educación y comprensión, ¿van a desear o esperar que los grupos tengan la misma fortuna?