Dudas y temores

Realmente quiero tener sexo con gente a la que amo pero cuando lo hago no siento nada y es horrible ¿Qué pasa conmigo?

Si no disfrutas de las relaciones sexuales o las encuentras profundamente decepcionantes esto podría ser porque en realidad no quieres tener relaciones sexuales. Si has llegado a este lugar es probablemente porque sospechas o sabes que eres asexual, así que es poco probable que un impulso sexual te esté motivando a tener dichas relaciones.

Piensa detenidamente. ¿Qué significa el sexo para ti? ¿Qué esperas obtener en una relación sexual?  ¿Crees que estás buscando un placer extremo? Quizás quieres compartir la expresión de tu amor de una manera increíble. Tal vez quieres hacer feliz a tu pareja y piensas que debes estar satisfecho/a con su placer ¿Podría ser que quieras lograr la mayor intimidad y cercanía posible con tu pareja?

Una vez que sepas lo que estás buscando realmente del sexo puede buscar otras formas de lograrlo. Lo importante es hablar con tu pareja, averiguar lo que quieres. Dile lo que sientes y discutan las necesidades de los dos.

¿Significa que siempre voy a estar solo?

No, ¡en absoluto! Los asexuales pueden formar muchos tipos de relaciones y de hecho lo hacen, desde amistades cercanas a relaciones románticas hasta otros tipos de conexión para las que nuestra sociedad no tiene una palabra.

Puede ser más difícil encontrar una pareja que esté dispuesta a llevar una relación convencional sabiendo que el sexo no estará involucrado pero debes tener en cuenta que hay otras personas con poco o ningún impulso sexual y que se preocupan más por el amor y la compañía.

¡No pierdas la esperanza!

women-1209678_960_720

¿Y si es una fase?

¿Y si es? Eso no te impide ser asexual en estos momentos. Puede ser tentador refrenarse en aceptar tu asexualidad y tener la esperanza de que finalmente podrás ‘despertar’ como una persona sexual. No digo que esto no podría ocurrir pero considera esto: ¿Quieres pasar toda tu vida pensando que eres una persona sin desarrollar, vivir anhelando el día en que te “completes”? ¿Tal vez te sientas más cómodo al aceptarte por quién eres ahora, como una persona válida y completa? Tal vez un día “florecerás” pero aunque así sea no habrás perdido nada por sentirte cómodo/a mientras tanto.

No debe darte vergüenza identificarte como una cosa y más tarde identificarte como otra. Tu identidad no está predestinada a limitarte. Si ocurre algún cambio entonces solo debes definirte de forma diferente. Si tienes miedo de que puedas ser diferente en un futuro, esto no lo alterará qué etiqueta es más útil para ti en el presente. No hay nada malo en el cambio.

No me puedo identificar como asexual ¿Y si encuentro a la persona adecuada y empiezo a tener atracción sexual por él/ella?

Si todavía tienes que conocer a una sola persona que te excite sexualmente es bastante seguro decir que tienes una baja o ninguna atracción sexual hacia otros. No pierdes nada explorando tu asexualidad y hablando con otros con experiencias similares. Si algún día encuentras a esa persona especial ¡eso sería maravilloso!

Identificarse como asexual no es comprometerse a la abstinencia, es reconocer como funcionas. Puedes tener pareja y puedes ser sexualmente activo si así lo eliges.

Algo debe funcionar terriblemente mal en mí. Soy defectuoso. Creo que puedo remontar mi asexualidad a algo que pasó en mi infancia. ¿Crees que es por eso por lo que soy de esta manera?

Aquí, en AVEN, la gente asexual llevamos bien vivir sin la necesidad de interacción sexual. En un mundo que pone un gran énfasis en la sexualidad es muy fácil sentir que se necesita sexo para llegar a ser feliz. La asexualidad no es una disfunción y no hay necesidad de encontrar una “causa” o una “cura”.

Dicho esto, las personas asexuales tienen la misma necesidad de amor y de intimidad que las demás personas.  Si te cuesta mucho intimar con las personas y eres infeliz como resultado, entonces es probable que sea buena idea buscar algún tipo de asesoramiento. Lo importante es encontrar una manera de conectar con las personas que funcione para ti. Quizás esta manera envuelva la sexualidad o quizás no.

Me preocupa ser un reprimido sexual o sólo estar usando esto para distanciarme o esconderme del mundo real ¿Cómo puedo estar seguro de que soy realmente asexual?

Sólo tú puedes saber si eres asexual o no. ¿Experimentas atracción sexual hacia otras personas? ¿Estas tomando la decisión de no actuar sobre tus necesidades o careces de éstas completamente? Si no estás realmente seguro de las respuestas entonces la comunidad asexual puede ser un buen lugar para explorar cómo te sientes.

Hay personas que, consciente o inconscientemente, evitan la sexualidad porque desean evadir cosas como la intimidad. Estas personas son, por supuesto, bienvenidas en la comunidad asexual aunque generalmente encuentran que los asuntos emocionales que intentaban evitar están presentes aquí también. Muchas cuestiones no pueden evitarse eficazmente evadiendo la sexualidad. Los asexuales lidian con los mismos retos complejos en las relaciones que cualquier otra persona.

No quiero ser asexual. Quiero ser normal como todos los demás, ¿Qué puedo hacer?

Me temo que no hay pruebas que demuestren que sea posible cambiar la sexualidad de una persona. Puedes optar por cambiar la forma de actuar sobre tus deseos o falta de deseos pero no puedes cambiar cuales son tus deseos. Es posible que la sexualidad de una persona se vaya a la deriva y cambie en orientación y en intensidad con el tiempo pero esto no sucede intencionadamente y no le pasa a todo el mundo.

La mejor solución es aprender a estar cómodo con quién y qué eres. No puedes cambiar tu sexualidad y no la elegiste pero puedes aceptarla.

Nunca pude decirle a la gente sobre esto. ¡Pensaran que soy un friki o se reirán de mí!

En un mundo donde la sexualidad se promueve como la norma, muchos asexuales crecen pensando que, de alguna manera, están enfermos, rotos o deficientes. Es natural interiorizar estos temores y creer que otras personas pensarán que tu asexualidad es algo de mucha trascendencia como te ocurrió a ti. Pero, de hecho, realmente no es tan terrible.

La mayoría de las personas aceptan bastante la asexualidad una vez que la comprenden. Puedes encontrar que salir del armario a veces necesita ir acompañado de una explicación de lo que es y de lo que no es la asexualidad. Ten paciencia con la gente. Es como cuando tú inicialmente pudiste tener algunos problemas para aceptar tu asexualidad y para comprender qué significaba, así que no es sorprendente que las otras personas tengan el mismo problema cuando escuchan por primera vez de su existencia.

¿Tienes algo más que agregar?

Sobre todo, recuerda que la única persona que puede saber lo que es correcto o no para ti eres tú. Por supuesto, escucha lo que otros tienen que decir pero, al final, lo mejor que puedes hacer es pensar en ti mismo.

Las etiquetas y las categorías no te definen, te describen. Son una forma abreviada de expresar la complejidad de tu identidad a otros y un trampolín desde el que puedes explorar y entenderte a ti mismo. Si la etiqueta no funciona para ti, entonces no tienes que usarla. Si un grupo de personas te dice que sólo hay un camino verdadero para ser su tipo de persona, ¡no tienes que escucharlos!

Hay muchas razones para abrazar la identidad asexual o contribuir en la comunidad asexual pero si encuentras que no es adecuada para ti o que te está limitando no tengas miedo de hablar y decir lo que sientes y no sientas que no puedes alejarte.

No tienes que identificarte como asexual para encontrar las experiencias de los integrantes de nuestra comunidad útiles para ti. Si tienes problemas de baja o nula atracción sexual hacia los demás pero no te identificas como asexual, aún puedes sentirte bienvenido y contribuir con tus experiencias en nuestra comunidad.

Para más información consulte a la Asexualpedia

Anuncios