Los asexuales vivimos muchos prejuicios negativos

Escrito por: Patricia. Gr

Soy docente y siempre tomo clases de perfeccionamiento. En el año 2018 realicé un curso sobre sexualidad, ¿y adivinen qué? Sí, la asexualidad estaba dentro de mi curso de formación como una orientación sexual válida. Al mismo tiempo la docente formadora nos definió como «fantasmas virtuales». También, ella nos detalló que eso se debe a los prejuicios que el medio alonormativo nos suele brindar. Y es muy común que usemos en Avenitas personas sin rostro por el mismo motivo. Somos una comunidad que poco a poco se hace presente y rompe lo virtual, pero al mismo tiempo nos cuesta salir de las sombras por la estigmatización que recibimos. Sin hablar sobre la invisibilidad que aún hoy sufre el colectivo. No lo digo yo, vamos a las encuestas y estudios:

En el año 2019, no hace mucho, una encuesta de Sky News, pidió a 1119 adultos que definieran la asexualidad. Casi el 75% de los participantes la definieron de forma incorrectamente o malinterpretaron su definición de alguna manera, mientras que casi la mitad de las personas que fueron encuestadas no se estaban seguras de cómo definirla. Si llevamos estos datos y la información errónea que muchas veces dan los medios de prensa, he inclusive los profesionales de la salud, vamos comprendiendo que la asexualidad aún comienza su trabajo de visibilidad.

Una encuesta LGBT+ del año 2017, realizada por el gobierno del Reino Unido, encontró que a pesar de que solo el 2% de más de 108.000 encuestados se identifica como asexual, tenían la satisfacción de vida promedio más baja sobre otras orientaciones sexuales. Los resultados de la encuesta también mostraron que las personas asexuales son el grupo LGBT+ menos cómodo en el Reino Unido, y el 89 % de los encuestados asexuales, el porcentaje más alto de cualquier grupo encuestado, se mostraba reacios a brindar detalles su identidad por temor a reacciones negativas de parte del medio social. ¿A qué se puede deber esta situación de incomodidad? Comencemos a hablar de los prejuicios que vivimos. El prejuicio contra las personas asexuales, incluida la deshumanización, infantilización o tratarlos como blanco de las bromas continuamente, es moneda corriente.

Los asexuales vivimos muchos prejuicios negativos, suposiciones agresivas e ignorantes. La idea de que somos individuos emocionalmente inmaduros o poco atractivos, son prejuicios que nos golpean a diario. Es común que nos topemos con la idea que una persona asexual es indeseable, no deseado o desagradable.

Anuncio publicitario